Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU e IC dejan atrás tres años de enfrentamientos y normalizan sus relaciones

Izquierda Unida (IU) e Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) dejaron atrás ayer tres años de guerra fría y abrieron una nueva etapa, si no de colaboración inmediata, sí al menos de coexistencia pacífica. El coordinador de IU, Gaspar Llamazares, y el presidente de IC-V, Joan Saura, se comprometieron ayer a normalizar las relaciones durante la primera entrevista formal que ambas formaciones celebran tras la abrupta ruptura de 1997.

Llamazares tuvo una intensa jornada en Cataluña, acompañado siempre de los dirigentes de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), el socio catalán de IU: se entrevistó con las direcciones del PSC, de ERC, de Unió, de IC-V y con el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol. Elegido recientemente coordinador de IU, Llamazares tuvo ayer su primer contacto oficial con todos los partidos catalanes, pero la reunión en la sede de IC-V no fue una más: fue la primera entrevista entre ambas formaciones después de la ruptura y un primer paso para normalizar sus relaciones.IC-V e IU rompieron en 1997 y la formación entonces encabezada por Julio Anguita impulsó un nuevo referente en Cataluña, Esquerra Unida i Alternativa (EUiA). El ciclo electoral dejó a IC-Verds al borde de la desaparición, pero con presencia en las principales instituciones, mientras que EUiA sólo obtuvo un puñado de concejales y un respaldo de entre 40.000 y 70.000 votos, según los comicios. Tras este ciclo electoral, IU, IC-V y EUiA han renovado sus respectivas direcciones y en los tres casos se han impuesto los políticos más proclives a tratar de recomponer el espacio electoral a la izquierda de los socialistas.

No obstante, ninguna de las partes desea volver a la etapa anterior a la ruptura: Iniciativa ha apostado inequívocamente por el ecosocialismo y trata de construir una tercera izquierda en toda España con grupos verdes y partidos nacionalistas de izquierdas. En IU, en cambio, el componente mayoritario sigue siendo el comunista, y Llamazares ha dejado claro que su referente catalán es EUiA.

Las direcciones de IC-V y EUiA descartan una reunificación orgánica, pero en ambas formaciones hay dirigentes favorables a estudiar, una vez normalizadas las relaciones, la posibilidad de buscar algún acuerdo electoral. El primer secretario del PSC, José Montilla, emplazó ayer a ambas formaciones a recomponer el espacio "de lo que ellos llaman izquierda transformadora" y se mostró convencido de que Jordi Pujol ya no sería presidente de la Generalitat si este espacio no se hubiera fragmentado en 1997.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de diciembre de 2000

Más información

  • Primera entrevista entre Llamazares y Saura