FÚTBOL El mejor jugador del siglo

¿A quién quieres más: a papá o a mamá?

El premio que otorga hoy la FIFA al mejor jugador del siglo XX divide al fútbol entre los partidarios de Pelé y los de Maradona

La FIFA nombrará hoy al mejor jugador de todos los tiempos. En Brasil se da por sentado que ese título debería otorgarse a Pelé. Maradona es un jugador genial, alegan muchos, pero Dios sólo hay uno. Y en Argentina se valora a Pelé como a nadie... siempre que no se cuestione la exquisita primacía de Maradona. La organización internacional de fútbol decidió someter la decisión al criterio de los cibernautas. Y ellos teclearon Maradona. Al darse cuenta los directivos de la FIFA de que Internet suelen utilizarlo en su mayor parte jóvenes que no llegaron a tiempo para vibrar con las proezas del brasileño, ofrecieron a los dos astros la opción de compartirlo. Pero Maradona se negó. Dijo que o él o nada. Y Pelé declaró el viernes: "Antes de hablarme a mí, Maradona debería pedir permiso a Sócrates, Tostao, Zico, Romario y a tantos otros jugadores brasileños. Y luego de hablar con ellos, tendría que pedir permiso a Di Stéfano y a Moreno".La FIFA anunció ayer una decisión diplomática: concederá un premio al jugador que salió victorioso en Internet y otro para el que designe su comité de técnicos.

Este periódico ha elaborado una encuestra entre expertos con la edad necesaria para haber disfrutado en directo de las maravillas de ambos. Casi todos confesaron que la elección era extremadamente difícil. Y muchos ofrecieron el nombre de otro futbolista al que no habría que olvidar en un duelo entre Maradona y Pelé.

Pasen y vean.

- CÁNDIDO CANAVÓ, director de La Gazetta dello Sport. 70 años. "La comparación no es posible. Primero, por la época. Y segundo porque Maradona entra en una categoría aparte: es un genio monstruoso. Pelé es completo en la cancha, en la vida, en todo. Jugaba bien en todo el campo, y seguramente haya más partidarios de él que de Maradona. Sin embargo, Maradona con su pierna izquierda inventó el mundo. Y el gol más lindo del siglo fue el de él contra Inglaterra. Pero tiene las limitaciones del genio: hoy un Dios y mañana un diablo".

- ALFREDO RELAÑO, director de AS. 49 años. "Para mí sería justo que se le diera el título a Di Stéfano, Pelé y Maradona. Hombre... el mejor siempre será el último. Maradona en 1960 hubiera metido un gol cada vez que cogía el balón. Porque es cierto que cada vez se juega mejor, pero también es verdad que hoy un alumno de Física sabe más de física que Newton, y eso no significa que fuese mejor científico que Newton. Hay que juzgarlos según el avance que cada uno produjo en su época, según lo que destacaron y cuánto hicieron progresar al fútbol... y ahí son equivalentes los tres. Maradona ha hecho cosas con el balón que los demás no sabían, tenía más precisión y más regate. Pelé era más potente y Di Stéfano, el más valioso para un equipo. Lo que siento es que la FIFA lo haya enredado todo. Las actitudes personales de cada uno no deberían influir. Como futbolista Maradona honró al fútbol. Incluso cuando lo cogieron con doping no era un doping para jugar mejor; él había contraído un vicio y se entregaba a él. En resumen: si tengo que poner un vídeo, pongo el de Maradona. Yo diría que gana Maradona por foto finish". - ARRIGO SACCHI, entrenador del gran Milan de los ochenta. 54 años. "Pondría en el mismo podio a Maradona, Pelé y Di Stéfano. Cada uno fue el más grande en su época. Yo era un niño cuando jugaba Di Stéfano. Pero me daba la impresión de que tenía el don de la ubicuidad. A Maradona lo conozco mejor porque fue durante cinco años mi rival. No había un hombre en el mundo capaz de pararlo. En un partido nos fuimos al descanso con cero a cero. Y en el vestuario les dije a mis jugadores: 'Maradona ha tenido 45 minutos de paciencia. O marcamos enseguida o se le va a agotar la paciencia'. Aquella vez marcamos. Pero recuerdo otro partido contra el Nápoles en que nos metió un gol de cabeza a veinte metros de la portería. A la defensa la cogió intentando dejarlo en fuera de juego. Y con Pelé me acuerdo perfectamente del gol que marcó contra Italia de un cabezazo imponente. Tenía un gran físico. Sí, es verdad que el fútbol actual puede ser mejor que el de antes. Pero también es cierto que los jugadores de ahora se están beneficiando de las lecciones de los de antes. Si no, se podría de decir que Raúl o Totti, que llegaron diez años después que Maradona, son mejores que él, y no es verdad".

- CARLOS BIANCHI, entrenador del Boca Juniors, campeón de la Copa Intercontinental. 51 años. "Di Stéfano estaría junto a ellos dos. Yo no he visto a Di Stéfano, pero sé que también fue un gigante. Contra Pelé y Maradona, sin embargo he llegado a jugar. La fuerza física de Pelé era increíble. Su salto, único. Recuerdo una final de la copa de Libertadores de América en que jugaba contra el Peñarol de Uruguay, y en un córner en el segundo palo saltó por encima de su defensa, que medía un metro ochenta y cinco, controló la pelota en el aire con el pecho, y antes de tocar el piso, antes de llegar al suelo, la pateó con tal potencia que la pelota pegó dentro de la portería y salió al instante. Como era de noche, mucha gente no se había dado ni cuenta de que era gol. La derecha y la izquierda significaban lo mismo para él, atacaba por todas partes. Bien es verdad que el fútbol ha cambiado y que ahora, en teoría, se trabaja más duro, pero ¡cuidado!: cuando mis jugadores me dicen que en mi época no se corría tanto yo les advierto: 'A ustedes les van a decir lo mismo dentro de veinte años'. En la época de Pelé se corría de distinta manera, hoy en la cancha hay diferentes ritmos. Pero también se trabajaba duro entonces, aunque con distintos sistemas. Y de Diego... ¿qué se puede decir? Recuerdo que antes de jugar en el Boca, cuando tenía apenas veinte años y era del Argentinos Juniors, Gati, el arquero del Boca, uno de los mejores del mundo, dijo: 'Ese gordito no me puede hacer un gol a mí'. El partido terminó cinco a uno y el gordito le hizo cuatro goles, uno de ellos de un tiro libre casi del córner. Yo creo que Maradona era más mágico y Pelé más eficaz. No obstante, estos premios son estúpidos. ¿Por qué hay que elegir siempre? ¿Por qué eso de a quién quieres más, a papá o a mamá? ¿Por qué si hay tantas religiones no puede haber jugadores para todos los gustos? Pero bueno, si no tengo más remedio, mi gusto se inclina por Maradona. Y por su zurda".

- JULIO CÉSAR IGLESIAS, periodista, 'padrino' de la Quinta del Buitre. 56 años. "Es la fantasía de uno frente a la potencia del otro. Pelé lucía una exuberancia física descomunal. Le veías un salto en el que se quedaba en el aire, o una carrera de diez metros donde le sacaba una ventaja de cinco al rival. Y tiraba fortísimo también. Es verdad eso que Pelé dice de sí mismo: él era más completo. Si un día en Estados Unidos se aficionan al fútbol darán jugadores como Pelé. Pero yo me he divertido más con Maradona. Sorprendía con una rabona o dos recortes seguidos contra todo pronóstico y toda lógica. De ellos dijo Roberto Perfumo [defensa central mítico, capitán de la selección argentina y rival de Pelé en varias ocasiones]: 'Pelé es capaz de hacerte lo fácil, lo difícil y lo imposible. Maradona decidió hacer siempre lo imposible y lo conseguía'. Si me pides pagar para ver a uno u otro, yo pago por Maradona. Y si tuviera que fichar a uno, ficharía a Di Stéfano. Era el más útil. Di Stéfano te daba un jugador más por línea. Te encontrabas con un defensa al que no esperabas y con un enlance inmejorable. En realidad jugabas con 14 hombres".

- ROBERTO PERFUMO, considerado el mejor defensa del mundo en la época de Pelé. 58 años. "Si es una opción de hierro en la que sólo se puede decir un nombre... elijo a Maradona por las condiciones en las que le tocó jugar. Pelé tenía a su alrededor a Coutinho, a Clodoaldo, después a Rivelino, a Tostao, a Gerson, todos grandes. Maradona en Argentinos Juniors era él y diez más, en el Boca jugaba Miguel Brindisi, pero en el Nápoles volvió a quedar solo. Maradona llevó de la mano a todos los equipos y a la selección argentina de 1986 a ganar la Copa del Mundo, informa Carlos Ares.

- ZICO, ídolo del Flamengo, portador del 10 con la selección brasileña. 47 años. "En la cancha, nunca vi alguien hacer lo que Maradona hacía. Nunca vi semejante habilidad. Pero Pelé era distinto: era un fenómeno. No hay que comparar a un jugador perfecto, como era Maradona, y a un fenómeno. El fenómeno es único, no se repite", informa Eric Nepomuceno.

- TOSTAO, ex compañero de Pelé, tricampeón en 1970. 51 años. "Maradona ha sido un artista, un creador. Pelé era distinto: fue el mayor genio de todos los tiempos, y está para el fútbol como Van Gogh está para la pintura o Shakespeare para el teatro".

- MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN, escritor, gran aficionado al fútbol. 61 años. "Hay cinco o seis jugadores, tal vez diez, que merecerían ese título. Tenemos a Cruyff, Platini o Luis Suárez, un interior magnífico del Barça. ¿Por qué quedarse con uno? Es como elegir sólo a una sex symbol. Absurdo. Además, casi nunca se considera a un buen defensa como el mejor. Por la duración y regularidad de su carrera, Pelé es indiscutible. En cuanto a la brillantez y momentos mágicos, Maradona. Y como constructor de juego y estratega, Di Stéfano. El fútbol debe lo que es a jugadores así. La gente necesita mitos y no van a elegir a un directivo o a una multinacional.

- LUIS SUÁREZ, entrenador del Inter de Milán y único jugador español que ganó el 'Balón de Oro'. 65 años. "El mejor del Siglo, sin lugar a dudas, es Di Stéfano. Contra él y contra Pelé he jugado. Y a Maradona lo he visto muchas veces. Son geniales los tres. Pero Di Stéfano jugó muchos años en el fútbol europeo, que era el más difícil. Sabía hacer de todo. Su rendimiento era altísimo y hay que tener en cuenta que casi siempre, igual que Pelé, tenía a un jugador marcándole. Y después, entre Pelé y Maradona me quedo con Pelé. Ha jugado más años a alto nivel y ganó tres mundiales, no hay que olvidarlo. En cuanto a eso de que Maradona en el Nápoles era él solo y diez más, sólo fue cierto el primer año en que el Nápoles no ganó nada. Después tuvo buenos jugadores a su lado".

"En lo referente a que el fútbol de ahora es más duro... no es verdad. Ahora hay momentos en que se ven muchos jugadores amontonados en el área, pero también ves muchos momentos de uno contra uno en los que nadie se va de nadie. Lo que cuenta es la calidad y la rapidez mental. Si Di Stéfano y Pelé jugasen ahora tendrían la misma preparación que el resto de sus compañeros, pero la calidad innata de ellos".

- ALFREDO DI STÉFANO, el tercero en discordia. 74 años. "No me interesa nada el tema".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de diciembre de 2000.

Lo más visto en...

Top 50