_
_
_
_
_

El recién nacido es el séptimo en la línea de sucesión

El hijo de la segunda hija de los Reyes Juan Carlos y Sofía ocupará el séptimo lugar en la línea de sucesión de la Corona, tras el Príncipe de Asturias; la infanta Elena; sus hijos Felipe Juan Froilán de todos los Santos y Victoria Federica; doña Cristina y su primer hijo, Juan Urgandarín, nacido el 28 de septiembre de 1999, también en la clínica Teknon de Barcelona.La Constitución aborda la jerarquía sucesoria en los artículos 57.1 y 57.4 del Título II, así como también la cláusula derogatoria de carácter general.

El artículo 57.1 de la Constitución dice textualmente: "La Corona de España es hereditaria en los sucesores de Su Majestad don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá en el orden regular de la primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos".

Más información
La infanta Cristina da a luz a su segundo hijo, Pablo Nicolás, en una clínica de Barcelona

El artículo 57.4 establece, por su parte, que "aquellas personas que, teniendo derecho a la sucesión en el trono, contrajeren matrimonio contra la expresa prohibición del Rey y de las Cortes Generales quedarán excluidas en la sucesión a la Corona por sí y sus descendientes".

Los matrimonios de las dos infantas -Elena con Jaime de Marichalar y de Cristina con Iñaki Urdangarín- fueron anunciados oficialmente por la Casa del Rey con sendos comunicados en los que don Juan Carlos y doña Sofía mostraban su "satisfacción" ante los enlaces, lo que deja claro que no ha lugar la aplicación de esta cláusula de exclusión.

La pragmática

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Constitución priva de cualquier argumento a los partidarios de la vigencia de la Pragmática del rey Carlos III, que hacía perder los derechos sucesorios a aquellas personas que, teniéndolos, contrajeran matrimonio con otras persons que no fueran de sangre real, como es el caso de los dos yernos de los Reyes, Jaime de Marichalar e Iñaki Urdangarín.La Constitución incluye también, en su parte final, una cláusula derogatoria general que dispone: "Asimismo, quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución".

El segundo hijo de los duques de Palma será inscrito en el Registro Civil destinado a la familia real existente en el Ministerio de Justicia, al igual que se inscribió en su día al primogénito, Juan.

Dicha inscripción se efectuará a partir del acta que levantará el ministro de Justicia, Ángel Acebes, y la directora general de los Registros y del Notariado, Ana López-Monis.

Previsiblemente Pablo Nicolás Urdangarín será bautizado por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio Rouco Varela, ya que ha sido quien bautizó a los tres primeros nietos de los Reyes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_