Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La infanta Cristina da a luz a su segundo hijo, Pablo Nicolás, en una clínica de Barcelona

La infanta Cristina dio a luz a las 22.50 de ayer a su segundo hijo, Pablo Nicolás, en la clínica Teknon de Barcelona. El bebé pesó 3,8 kilogramos y midió 54,5 centímetros. "Ha sido maravilloso", resumió su padre, Iñaki Urdangarín, en una comparecencia ante la prensa al filo de la una de la madrugada. La Infanta ingresó en la clínica Teknon de Barcelona a las 19.10. "Se parece a Juan [su primer hijo], aunque es más chillón que él", explicó Iñaki Urdangarín. La Reina y la infanta Elena llegaron a la clínica a las 23.30 de la noche, minutos después del alumbramiento.

"Los dos están perfectamente. La Infanta ha tenido un parto normal que ha sido muy rápido, ya que ha durado unas dos horas y media", explicó el ginecólogo de la Infanta, el doctor Manuel García Valdecasas. El doctor añadió que doña Cristina permaneció "contenta y relajada" y que su marido, Iñaki Urdangarín, permanecíó con ella: "Le hemos hecho participar más que en el anterior parto. Ha extraído él mismo al niño, lo ha puesto sobre su madre y ha cortado el cordón"."La experiencia ha sido única", comentó inmediatamente despúes Urdangarín. El duque de Palma explicó que el niño se llamará Pablo "por decisión de los dos" y también Nicolás, por ser el santo del día del nacimiento. "Habíamos pensado en ponerle Constitución por coincidir con el día", bromeó Urdangarín. El segundo hijo de la infanta Cristina tendrá el mismo nombre que su bisabuelo materno, el rey Pablo de Grecia. Undargarín brindó con una copa de cava por el nacimiento de su nuevo hijo.

La Reina doña Sofía y la infanta Elena se desplazaron desde Madrid a la capital catalana inmediatamente. A las 23.30 horas de la noche, muy sonrientes, entraron en la clínica. El cuarto nieto de la Reina había nacido 40 minutos antes. La llegada del Rey está prevista a lo largo del día de hoy.

La duquesa de Palma acudió a la misma clínica en la nació su primer hijo, Juan, acompañada de su marido en el coche de una amiga, un monovolumen de color verde con los cristales ahumados que entró a la clínica pasadas las siete de la tarde seguido por los servicios de seguridad.

A diferencia del primer parto de la duquesa de Palma, que congregó a numerosos curiosos en las puertas de esta clínica, ayer, en una noche fría y húmeda, apenas se concentraron unas decenas de personas. Varios vehículos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) patrullaban por los alrededores de la clínica.

El último acto público al que asistió doña Cristina fue la conmemoración del 25º aniversario de la proclamación de don Juan Carlos como rey de España, el pasado 22 de noviembre. Aunque ayer mismo por la mañana todavía pudo ser vista en las instalaciones de tenis donde se disputará la final de la Copa Davis.

Las primeras informacicones señalaban anoche que la Infanta había ingresado en el centro clínico para someterse a un nuevo chqueo, sin embargo, pasadas las diez de la noche, se confirmó que doña Cristina estaba de parto.

A esa hora, la dirección de la clínica comunicó a los periodistas que el nacimiento se produciría en las horas siguientes.

Según el decreto constitucional aprobado en 1987, el segundo hijo de la infanta Cristina, al igual que su primo y su hermano, no será infante, pero será considerado grande de España y su tratamiento será de excelencia.

Pablo Nicolás Urdangarín y Borbón es el cuarto nieto de los reyes Juan Carlos y Sofía y séptimo en la línea de sucesión al trono. Todos ellos han nacido en los dos últimos años. Felipe Juan Froilán de Marichalar de Borbón nació el 16 de julio de 1998; Juan Urdangarín y Borbón, el 29 de septiembre de 1999, y Victoria Federica de Marichalar el 9 de septiembre de 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de diciembre de 2000

Más información

  • El cuarto nieto de los Reyes pesó al nacer 3,8 kilos y midió 54,5 centímetros