Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unió cierra la puerta a cualquier fórmula de fusión con Convergència

Convergència Democràtica se esforzó en su congreso de los pasados 11 y 12 de noviembre en dejar abierta la puerta de la federación con sus socios de Unió Democràtica, la fórmula preferida por los democristianos. Pero ayer desde UDC se encargaron de ampliar el abanico de posibilidades. Y, por supuesto, dejaron cerrada la vía de la fusión.La secretaria general de Unió, Núria de Gispert, aseguró ayer que la militancia de su partido "deja la puerta abierta" a dos "posibles vías de reformulación" de la coalición: "La federación de partidos o la confederación", o la fórmula actual. En el proceso previo al congreso que la formación celebrará el próximo 16 de diciembre, se han presentado las enmiendas que recogen la voluntad de una parte de la militancia para que el partido no se cierre a un "cambio de fórmula en el entendimiento permanente" con los convergentes, aunque se negó la posibilidad de mencionar nada "que pueda hacer pensar en una fusión". Cualquier protocolo de acercamiento deberá ser refrendado por el consejo nacional del partido. Y, por supuesto, tal como se encargó de subrayar el portavoz de UDC, Jordi Casas, nada es irreversible.

Gispert señaló que las dos vías apuntadas, la federación o confederación con CDC, supondrían el establecimiento "de un órgano superior a ambos partidos" formado de manera paritaria y encargado de la toma de decisiones. La secretaria general de UDC señaló que este organismo sería "el ya existente comité de enlace" que debería "reproducirse por todo el territorio, en forma de comités a nivel comarcal, intercomarcal y municipal".

En cuanto a las líneas ideológicas del partido, la ponencia que se debatirá en el congreso propone fortalecer la exigencia de "autogobierno y soberanía" para Cataluña. En línea con la parábola del sastre y las echuras lanzada por el secretario general de CDC, Artur Mas, durante el congreso de su partido, De Gispert apuntó como primera medida en este sentido la reclamación de la "desaparición de las restricciones que ahogan la autonomía política de Cataluña" y, en el caso de que no se obtuvieran los resultados esperados, se mostró partidaria de solicitar "la reforma del Estatuto de Autonomía".

Oriol Pujol, en la ejecutiva

El texto también recoge en sus planteamientos políticos las ideas de "catalanismo y nacionalismo" como conceptos idénticos "que significan una identidad y un proyecto colectivo de seis millones de personas", así como la búsqueda de la "autodeterminación", dijo De Gispert.Mientras Unió prepara su congreso, Convergència reunió ayer por vez primera a su ejecutiva y se produjeron una serie de nombramientos. Oriol Pujol i Ferrusola, quinto hijo del presidente de la Generalitat, fue ratificado como responsable de Acción Sectorial del partido, a propuesta del nuevo secretario general, Artur Mas. La dirección de CDC ha decidido unificar las áreas de Acción Municipal y Acción Territorial en una sola, aunque será llevada por dos personas, Joan Puigdollers (concejal de Barcelona) y Jordi Moltó (alcalde de Sallent). Por otra parte, Joan Vallvé, hasta ahora presidente del consejo nacional del partido, ha sido nombrado presidente del Instituto de Formación. El sustituto de Vallvé en aquel cargo deberá ser nombrado en una próxima reunión del comité ejecutivo de CDC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de noviembre de 2000