Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Zapatero reitera que llevará al Parlamento su propuesta antiterrorista si el PP no "recapacita"

El PSOE va a dar un margen de confianza de unos días al Gobierno para que "recapacite" y se avenga a firmar un documento de unidad de acción contra el terrorismo, aunque si mantiene su negativa a rubricarlo actuará de manera unilateral y presentará en el Parlamento una proposición no de ley para refrendar un gran acuerdo. Así lo expuso ayer en Sevilla el secretario general de los socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero, tras la reunión que celebró la Comisión Ejecutiva Federal en la capital andaluza. Zapatero no varió ni un ápice su discurso conciliador con el Ejecutivo de la nación pese a los puyazos dialécticos que su propuesta está recibiendo por parte de los dirigentes populares.

Ni las declaraciones del presidente del Gobierno desde Costa Rica, considerando "accesorio" la firma de un pacto con el PSOE en materia anterrorista, ni las del ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, minusvalorando la iniciativa, provocaron una salida de tono de Rodríguez Zapatero, quien aseguró que la respuesta del Gobierno a su propuesta de acuerdo antiterrorista "tiene nula consistencia". Es más, ante las críticas de Mayor Oreja contestó: "Frente a la mezquindad, le digo que me parece bien que haya suscrito un acuerdo con el Gobierno vasco en materia de seguridad". También consideró "poco serio" que Aznar le apremie a desvelar los planes poselectorales del PSOE en el País Vasco, cuando todavía no se conocen los nombres de los candidatos.

El secretario general del PSOE, que compareció en rueda de prensa junto al presidente de su partido y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, se preguntó por qué el Gobierno no quiere suscribir un texto "en el que no hay más que buena fe" y cuando la suma de las firmas de PP y PSOE representa el voto del 80% de los españoles. "No hay nada que haga más daño a ETA que ver a quienes representan al 80% de los españoles como una piña frente al terror y a favor de la Constitución y la libertad", afirmó. En su opinión, cualquier otra lectura política distinta, en alusión a las referencias del PP sobre una supuesta rentabilidad electoral, "sería equívoca".

No obstante, las llamadas del PSOE al Gobierno no van a durar mucho tiempo más, sin que ello signifique un ultimátum. Los socialistas, dijo Zapatero, "esperarán unos días" para que el Ejecutivo "recapacite" y si pasado este periodo mantiene su criterio contrario a la firma llevará el debate al Congreso de los Diputados.

El PSOE no ha mantenido, aseguró, contactos con otras formaciones políticas acerca del texto propuesto, ya que su que su "prioridad" es negociarlo con el Partido Popular.

Zapatero criticó la petición del lehendakari, Juan José Ibarretxe, para que el Rey intervenga en el conflicto de Euskadi y le pidió que "si de verdad quiere hacer una aportación a la paz" convoque elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2000