Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa de limpieza de Sabadell abre expediente a 37 trabajadores en huelga

Lejos de llegar a un acuerdo, las relaciones entre los trabajadores de la limpieza y la dirección de la empresa concesionaria de la recogida de basuras de Sabadell son cada vez más hostiles. La dirección de Medi Ambient, SA (Smatsa), optó por abrir otros 37 expedientes disciplinarios a los trabajadores, que se suman a los 19 abiertos el lunes, por no cumplir los servicios mínimos. Estos servicios obligan a la empresa concesionaria a recoger la basura cada 72 horas, limpiar las calles dos días por semana, retirar la materia orgánica susceptible de descomposición y recoger la basura en hospitales y comedores escolares. Los trabajadores, según Antonio Díez, de CC OO, sindicato mayoritario de la empresa, querían realizar ayer la recogida de basuras de los comedores de las escuelas, pero "la empresa impidió la salida de los camiones". No hay diálogo ni negociación, y ayer, cuando se cumplía el plazo para recoger la basura de los domicilios -la Generalitat dictaminó que la recogida se tenía que hacer cada 72 horas-, los camiones de recogida seguían sin salir a la calle.

Desde el lunes, día en el que empezó la huelga indefinida, los trabajadores se concentran ante las puertas de la empresa. Anteanoche se vivieron momentos de tensión cuando, a petición de la dirección, acudieron unos 40 agentes policiales. El concejal de Seguridad Ciudadana y Vía Pública, el socialista Juan Carlos Sánchez, aseguró que estos agentes fueron enviados para garantizar "el derecho de los trabajadores que querían trabajar". Su labor consistió en "crear un cordón humano", señala Sánchez, y así poder permitir la entrada a quien optara por no secundar la huelga.

Al final, la policía no tuvo que proteger a nadie porque, según dijo el presidente del comité de huelga, Fermín Campaña, los trabajadores del turno de noche fueron "convencidos verbalmente para secundar la huelga". Una versión que difiere de la dada por la dirección de Smatsa y que denuncia que pese al cordón policial "las actitudes de los piquetes impidieron a los trabajadores poder trabajar".

La empresa no reanudará las negociaciones hasta que "no se observe una buena predisposición" por parte de los trabajadores, es decir, que éstos cumplan con todos los servicios mínimos. El concejal de EuiA en el Ayuntamiento de Sabadell y ex secretario comarcal de CC OO, Juan Guil, denunció ayer la fuerte presencia policial ante las puertas de la empresa y manifestó que este hecho "no tiene precedentes en todo el periodo democrático de Sabadell; se trata de una empresa privada y el Ayuntamiento no tiene que intervenir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2000