Vehículos de uso municipal en Málaga no llevan los papeles en regla

UGT denunció ayer que ningún vehículo municipal del Ayuntamiento de Málaga lleva el comprobante de haber pagado la póliza del seguro. Según el Código de la Circulación, no sólo es obligatorio estar al corriente en los pagos, sino que además ese documento debe ir junto con el vehículo. El incumplimiento implica una multa. El sindicato añadió que también hay coches que no pasan la ITV o que no llevan los preceptivos triángulos de peligro. "Hay cuatro juegos que se cogen cuando se sale a carretera", apuntaron los sindicalistas. Dijeron además que con algunos que pasan la ITV se suele hacer una "trampa": cambiar las ruedas gastadas de aquellos que tienen que someterse al control por las de otros coches más nuevos. Superada la inspección, se le vuelven a colocar los neumáticos viejos. Los sindicalistas que hicieron la denuncia no precisaron si esa técnica era la norma o la excepción. Criticaron también que el bibliobús que se adquirió hace más de un año para recorrer la ciudad está aparcado en un taller, en reparación pese a que nunca ha sido utilizado.

Según el sindicato, la flota, de unos 300 vehículos, tiene una antigüedad media de 15 años, salvo los vehículos de la Policía Local, que son más nuevos y están en mejores condiciones. Este "abandono" fue achacado por UGT al intento municipal de privatizar el servicio. La denuncia no incluye a las empresas municipales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS