Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Se necesita biblioteca

Ahora que Bilbao está tan de moda en los círculos arquitectónicos internacionales, me parece que es un buen momento para poner de manifiesto lo que considero una de las más graves carencias de esta ciudad: la falta de una Biblioteca en condiciones. Tanto la Biblioteca de Bidebarrieta como la de la Diputación se han quedado obsoletas. Sus instalaciones son antiguas, falta espacio y, sobre todo, el contacto directo del usuario con los libros.Por lo que respecta a la primera, resulta bochornoso el periódico episodio de las colas a su puerta. Y la segunda resulta anacrónica desde la simple entrada al recinto (previo depósito del DNI y demás objetos) hasta el acceso a determinados fondos que para su reproducción necesitan de la autorización del "técnico" de turno, al que, dicho sea de paso, hay que esperar armado de paciencia.

Si para una usuaria ocasional, como yo, resulta una auténtica tortura y en muchas ocasiones es fuente de auténticos acaloramientos, qué no resultará para los investigadores. Me consta el caso de varios de ellos que al no haber contado con ningún tipo de facilidades para realizar su labor han decidido buscar mejor cobijo en otras instituciones.

Una ciudad como Bilbao se merece otra cosa. Sin ir más lejos, nuestros tan denostados vecinos guipucoanos cuentan con la maravilla del Koldo Mitxelena, una de las mejores bibliotecas públicas que la abajo firmante ha tenido el gusto de pisar. Confiemos en que alguno de nuestros políticos, tan sensibles a otro tipo de cuestiones, tenga suficiente lucidez como para remediar esta situación.- Rosa Dardén. Bilbao.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 2000