Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO CENTRO DE ESTUDIOS ANDALUCES

Los partidos políticos bendicen la operación sin entrar en detalles

Estatutos

Pocas veces una iniciativa política aúna las bendiciones de todos los partidos sin que se conozcan a fondo los detalles de la propuesta, o precisamente por eso. Los partidos políticos andaluces dan el visto bueno a la pretendida compra de la casa y la finca donde vivió Blas Infante y donde se conservan las esencias regionalistas de la comunidad."Me parece bien la compra porque Blas Infante es un símbolo de todos. Supongo que la cantidad ofrecida incluye el plus que se paga por algo que tiene valor histórico aunque yo no sé cómo se mide eso", dice José Caballos, portavoz del grupo socialista en el Parlamento.

MÁS INFORMACIÓN

"No voy a poner pegas porque la autonomía andaluza tiene que tener sus raíces, su simbología y sus edificios emblemáticos y si eso lo adquiere la Junta el propietario es el pueblo andaluz. Ahora bien, debe considerarse un precio razonable, de mercado y asegurar la transparencia del sistema público en esta operación", aconseja Antonio Romero, de IU.

"Somos favorables a la compra pero nos gustaría que en un futuro lo que se vaya a hacer allí sea un proyecto institucional y alejado de partidismos. Es importante evitar protagonismos estériles para hablar de andalucismo con mayúsculas. Por lo demás, confiamos en la negociación, que no conocemos", dice Antonio Sanz, del PP.

Estas son las declaraciones públicas. En privado, algunos políticos consultados muestran reticencias hacia la adquisición de esta finca y dudan sobre el precio inicialmente propuesto y si debe pagarse con fondos públicos.

La compra tiene además las bendiciones del alcade de Coria, Tomás Alfaro, también andalucista.

¿No debería haber comprado el Partido Andalucista la casa de Blas Infante en lugar de hacerlo la Junta? El Partido Nacionalista Vasco destinó 1.500 millones a levantar en el solar donde vivió Sabino Arana lo que ahora es la sede de la dirección nacional y de Vizcaya del PNV. La casa original, la Sabinetxea, la demolieron durante la guerra los nacionales pero mucho antes ya había sido donada para el partido."Eso sería una barbaridad, un insulto al resto de los andaluces, al Parlamento Andaluz, a los partidos, y al propio Gobierno", se indigna Ortega con la pregunta. "¿Cómo va a hacerse el PA con un patrimonio de quien es el padre de la patria andaluza? Es para que nos mataran".

El Parlamento andaluz aprobó en 1983 un preámbulo para el Estatuto de Autonomía de la comunidad en el que se reconoce a Blas Infante como padre de la patria andaluza porque el notario había sido, continúa el texto, ilustre precursor de la lucha por la consecución del autogobierno.

Y ese razonamiento lo mantienen todos los políticos andaluces en sus declaraciones públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2000