_
_
_
_
_

Hillary Clinton despega en los sondeos ante el rival republicano

La carrera al Senado por el Estado de Nueva York parecía ayer decantarse claramente a favor de Hillary Clinton. Los ultimos sondeos han afianzado la escasa ventaja de la candidata demócrata frente a su adversario republicano, Rick Lazio, otorgándole entre 5 y 11 puntos de diferencia. En sus últimos momentos de campaña, los dos contendientes no tomaron riesgos y dedicaron sus esfuerzos a trabajarse el apoyo de los suyos. "Necesito vuestra ayuda durante 30 horas más", pidió Hillary en la capital del Estado, Albany. El domingo, la candidata mezcló política y religión en un recorrido por las iglesias del Bronx y de Brooklyn. "Todas las almas a las urnas", predicó la primera dama, que trataba así de consolidar su amplia ventaja en los barrios más marginados de Nueva York, donde la participación suele ser escasa: "Hay dos sitios en los que somos iguales: ante Dios y en las urnas". Bill Clinton acudió de nuevo a echarle una mano a su mujer, en un acto celebrado ayer por en Manhattan, una de sus últimas intervenciones electorales como presidente.

Más información
Bush y Gore disputan la elección más cara y reñida desde 1960

Lazio se prodigó en la parte norte del Estado, tradicionalmente más conservadora, para motivar el voto "anti Hillary". "Nadie de Little Rock, Arkansas, Washington o Hollywood va a decirnos quién debemos tener en el Senado", dijo el republicano en un mitin en Siracusa. Lazio se ha dado cuenta del error estratégico que ha cometido al dar por sentado el apoyo de este electorado republicano al que no le ha dedicado mucho tiempo.

Hillary, más agresiva

La táctica de Hillary Clinton ha sido mucho más agresiva. Consciente de su desventaja en esta zona del Estado, dedicó gran parte de sus 16 meses de campaña a patearse sus 62 condados. Ha sido este margen en las zonas rurales y en las pequeñas localidades las que le han dado la ventaja a Hillary. Después de meses de casi empate, los dos sondeos publicados ayer confirmaban las diferencias. El Instituto Marista de Opinión Pública otorgaba el 49% de los votos a la candidata demócrata frente al 45% para el republicano. Otra encuesta de la Universidad de Quinnipiac daba una ventaja de 11 puntos a Hillary, un 51% frente al 49% para Lazio.

Incluso para unas elecciones tan duras como las de Nueva York, el tono ha sido particularmente negativo. Los rivales han inundado las televisiones de anuncios electorales denunciando las tácticas y programas del adversario machacando una y otra vez los lemas de campaña. "Hillary no es de Nueva York" ha repetido Lazio hasta la saciedad. "Dice una cosa y hace otra", ha contestado la candidata demócrata a cualquier pregunta sobre su contrincante.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_