LA OFENSIVA TERRORISTA

Condena de 18 años a un etarra por tratar de matar a un funcionario de prisiones

El miembro de ETA Kepa Etxebarria Sagarzazu fue condenado ayer a 18 años de prisión por el intento de asesinato del funcionario de prisiones Juan José Baeza González, ocurrido en la localidad guipuzcoana de Rentería el 16 de abril de 1997. La sentencia declara probado que Etxebarria y otro integrante de la organización terrorista hicieron diversos seguimientos a Baeza desde la prisión de Martutene (Guipúzcoa), donde el funcionario realizaba tareas administrativas, hasta su domicilio en el polígono de Olibet, en Rentería. El 16 de abril de 1997, Baeza viajó en tren desde el apeadero de Martutene hasta la estación de Rentería. Cuando llegaba a su casa se dio cuenta de que dos jóvenes en actitud sospechosa avanzaban hacia él. Intentó apartarse, pero uno de ellos le disparó en el cuello. El funcionario echó a correr hacia su casa, y los terroristas realizaron al menos otros seis disparos, que no alcanzaron a Baeza.

Más información

Etxebarria y su compañero huyeron en un ciclomotor que el primero utilizaba en su trabajo como mensajero. El vehículo, dos jerseys y dos cascos, con huellas de Etxebarria fueron encontrados a los pocos días en la localidad de Lezo, a escasos dos kilómetros de Rentería.

Aunque el etarra negó en el juicio haber sido el autor del atentado, el tribunal razona que la primera versión ofrecida por el terrorista ante la policía, en la que reconocía los hechos, tiene mayor credibilidad, porque está corroborada por otros datos objetivos, como las huellas encontradas y la documentación del vehículo. Kepa Etxeberria deberá indemnizar a la víctima con 30 millones de pesetas por las lesiones y secuelas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de noviembre de 2000.

Lo más visto en...Top 50