Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE abandona la Comisión de Economía por la ausencia de Rato

Folgado defendió la liberalización eléctrica

Los diputados del PSOE en la Comisión de Economía del Congreso abandonaron ayer la reunión en la que el Gobierno debía explicar la evolución del mercado eléctrico al no acudir el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, cuya comparecencia había sido aprobada por la Mesa de la Comisión. En su lugar compareció el secretario de Estado José Folgado, quien defendió la política del Gobierno en el sector energético.

Enfado

En pleno proceso de fusiones entre grandes compañías eléctricas (Endesa Iberdrola), el PSOE deseaba escuchar, por boca del vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, qué política pretende llevar a cabo el Ejecutivo en un sector económico clave como es el eléctrico. Pero no tuvo ocasión de ello, a pesar de que la comparecencia de Rato había sido aprobada en su día por la Mesa de la Comisión. En lugar de Rato -a quien desde la oposición se le atribuye un papel destacado en el hecho de que Repsol YPF-Gas Natural retirara su oferta de compra por Iberdrola-, acudió al Congreso el secretario de Estado de Economía, Energía y Pymes, José Folgado.

La sustitución de Rato, que inauguró en Oviedo la ventanilla única para empresas, por Folgado no sentó nada bien a los socialistas, que abandonaron la comisión y dieron plantón al secretario de Estado.

El portavoz de Economía socialista, Jordi Sevilla, expresó el enfado de su grupo en alta voz y manifestó que Folgado no tiene "la talla y la responsabilidad política suficiente" para responder a las cuestiones que deseaba plantear su partido, especialmente sobre el proceso de fusiones en el sector eléctrico y sobre las ayudas aprobadas en 1997 por el Ejecutivo para las compañías eléctricas (1,3 billones). Para atender el pago de estas ayudas, cada consumidor paga un 4,5% de recargo en el recibo de la luz.Folgado defendió la política aplicada por el Ejecutivo para liberalizar el sector eléctrico y aumentar la competencia y defendió las ayudas pactadas con las eléctricas, denominadas costes de transición a la competencia (CTC), pese a que Bruselas ha manifestado reticencias para su aprobación y ha decidido tramitarlas como "ayudas de Estado". En este sentido, Folgado explicó que la investigación que lleva a cabo Bruselas sobre dichas ayudas es "meramente formal y no plantea problemas de fondo".

En opinión de Folgado, la Comisión Europea acabará por aprobar los famosos CTC dado el "profundo conocimiento que la Comisión ya tiene sobre ellos". En este sentido, añadió que Bruselas "tendrá muy en cuenta los esfuerzos demostrados por el Gobierno español para liberalizar el sector eléctrico, introducir competencia y hacer transparentes los costes del sistema".

Sobre el mercado eléctrico, Folgado expuso que en la actualidad cuenta ya con 61.529 consumidores cualificados (con posibilidad de elegir suministrador), que representan el 53,7% del consumo de energía eléctrica en España.

Folgado destacó este hecho como uno de los "efectos más beneficiosos" que ha tenido la liberalización del sector eléctrico, que se completará el 1 de enero del año 2003. A esto añadió la reducción de las tarifas eléctricas en un 17% en términos nominales desde 1996, con un crecimiento anual de la demanda superior al 6%, lo que demuestra que las empresas "han afrontado los retos de la liberalización".

Por otra parte, la asociación empresarial eléctrica Unesa aseguró ayer que el consumo de energía eléctrica creció, entre el 1 de enero y el 31 de octubre, un 7%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 2000

Más información

  • Folgado defendió la liberalización eléctrica