Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas en Inglaterra tras el nombramiento de Eriksson

La operación ya está cerrada. El sueco Sven Goran Eriksson, actual entrenador del Lazio, llegó ayer a un acuerdo con la federación inglesa para convertirse en el nuevo seleccionador del país británico. Lo será a partir del 1 de julio de 2001, un día después de concluir su contrato con el conjunto italiano, y por cinco temporadas.Eriksson se convierte así en el primer técnico no británico que dirige a la selección nacional de los inventores del fútbol. Y la polémica, claro, no ha tardado en aparecer. Así, Gordon Taylor, el jefe ejecutivo del sindicato de futbolistas ingleses mostró su más absoluta disconformidad al nombramiento. "Es un día triste para el fútbol inglés y un terrible agravio por no ser capaces de encontrar a un entrenador capaz de aplicar un sistema nacional". Al matiz nacionalista de sus reproches, Taylor añadió: "Eriksson no es un buen sustituto de Keegan porque no cuenta con experiencia en selecciones y además tampoco conoce a los jugadores ingleses".

Menos indignación mostró John Barnwell, el jefe ejecutivo del sindicato de entrenadores ingleses. Apoyó el nombramiento de Eriksson, pero fue crítico con el proceso de designación seguido. "Como asociación estamos disgustados. Se dijo que el proceso llevaba nuestra bendición, pero nadie nos ha consultado. No entendemos lo que ha hecho la federación inglesa". Y concluyó lanzando varias perguntas al aire: "No queremos criticar pero, ¿qué conocerá Eriksson de los jugadores de 18 y 19 años? ¿Tendrá que delegar en otras personas para ese asunto? ¿Su nombramiento significa que no tenemos en el país buenos técnicos? ¿Han buscado lo suficiente?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 2000