Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José María Cano vuelve al pop con un nuevo disco y se convierte en 'Josecano'

El antiguo miembro de Mecano canta y toca todos los instrumentos

José María Cano, compositor de temas emblemáticos del pop español como Cruz de navajas, Hijo de la luna o Mujer contra mujer, para su grupo Mecano, ha vuelto al pop con un nuevo disco de canciones muy personales reunidas bajo el título de Josecano y grabadas para el sello Muxxic. Además de escribir las letras en este disco, Cano canta, hace coros y toca casi todos los instrumentos. "La autosuficiencia en creación es extraordinaria", dice.

Tyson y el Che Guevara

La resaca de Mecano le ha durado a José María Cano cerca de una década. Después de su retiro, su estancia en Londres y su aventura con la ópera ("no fue un fracaso", puntualizó ayer, "vendí 125.000 discos, doce veces más del siguiente disco de ópera en la lista"), José Cano se ha decidido a emprender una carrera como solista para la que no tiene unos planes muy precisos. "Cuando empecé con Mecano mi idea era ser solista, pero soy muy abierto y fui cambiando de acuerdo a lo que la vida me ponía por delante", afirma. "Para este disco compuse las canciones, después las grabé y sólo ahora me doy cuenta de que ya las tengo ahí y de que posiblemente tendré que salir de gira", dijo ayer en la presentación del disco.Cano, que ahora abrevia su nombre a Josecano -"siempre quise tener un nombre artístico y así es como me llaman mis amigos más íntimos", afirmó ayer-, enfoca sus nuevos temas en un círculo más cerrado y personal. La primera de las canciones que compuso es la que dedica a su hijo, Y ahora tengo un novio. "Es un disco bastante reflexivo en el que me he dado la oportunidad de desnudarme. Cuando un artista lo hace, no hay nada más que añadir", dijo.

"Antes era un compositor de oficio y ahora he hecho un disco de autor", admitió ayer. Ha tardado seis meses en concebir y dar forma a este trabajo. "Son canciones que relatan mis inquietudes más íntimas y, por lo tanto, sólo yo podía interpretarlas. Así es que me decidí a cantar y también a hacer los coros y a tocar la mayoría de los instrumentos, con la colaboración especial de Tony Carmona, que lo produce".

"La autosuficiencia de hacer tú solo un disco es algo extraordinario. Y es una de las claves de este álbum", añade Cano.

"Me ha salido un álbum pop rock", continuó ayer Cano al referirse a las 11 canciones que incluye este trabajo, con títulos como India veracruzana, Lo que este disco necesita o La lambada, canción de verano. Y otras canciones que no sólo hablan de las experiencias de este compositor, sino que también trazan una galería de personajes que le interesan, desde Fidel Castro y el Che Guevara, Romina y Albano, el pintor Jean-Michel Basquita o el boxeador norteamericano Mike Tyson. "Hay muchos nombres propios en este disco", explica. "El de Tyson es un tema sobre un hombre que fue una víctima y un privilegiado de su entorno. La sociedad norteamericana puede usar los mismos argumentos para aclamar o hundir a una persona y a él lo convirtieron en un animal resentido", dijo."La canción que dedico a Fidel y al Che está escrita desde el afecto, aunque termina pidiendo unas elecciones que lleven el país a la democracia".

Éste es un disco de pop, pero Cano no abandona su interés por la música clásica. "Yo siempre fui un músico de pop, pero quise hurgar en ese espacio que hay entre el pop y la música clásica", subraya. "La música clásica es un medio de expresión artística con gran interés para un compositor. El hecho de ajustarte a las demandas de la orquesta y a ciertas estructuras es un reto al que no quiero renunciar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 2000