Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL RELEVO DE ANGUITA

Llamazares derrota a Frutos por un voto y se ve abocado a pactar con sus rivales

El Consejo Político de IU eligió ayer a Gaspar Llamazares nuevo coordinador general, en sustitución de Julio Anguita, por un solo voto de diferencia frente a Francisco Frutos -31 a 30-, un resultado que reflejaba la votación registrada con anterioridad en el plenario de la VI Asamblea: 345 votos (el 42,59%) para la lista de Llamazares, 319 (el 39,38%) para la de Frutos, su máximo rival, y 146 (el 18,02%) para la del sector crítico, encabezada por Ángeles Maestro. Tras ser elegido, el nuevo líder prometió integrar a los otros dos sectores, algo a lo que le obliga el apretado resultado. El cónclave confirmó la división total en IU.

Por los pelos. Se cumplió el pronóstico del sector de Frutos: igualdad casi total. Aunque no del todo, porque al final ganó Gaspar Llamazares, el candidato apoyado por Julio Anguita pero que dice, y ayer insistió mucho en ello, representar la renovación en Izquierda Unida para afrontar una "nueva etapa" que se augura muy complicada.Las últimas derrotas electorales de la coalición, que ha perdido en pocos años a la mitad de sus votantes, son la verdadera espada de Damocles que pesa sobre IU. Pero ahora, tras los resultados obtenidos ayer, surge una nueva complicación: la división total que muestran las cifras.

Sabedor de que su victoria por una mínima diferencia le obliga a pactar con los otros dos sectores, Gaspar Llamazares, de 42 años, centró todo su primer discurso tras la elección en este asunto. "No hay vencedores ni vencidos", clamó el asturiano. "Es una ventaja escasa. Habrá que buscar una mayoría más amplia, y por eso confío en que las candidaturas hermanas vamos a gobernar juntas en IU", repitió una y otra vez como queriendo convencer a la otra parte, especialmente a Frutos, que sin embargo le miraba con un rostro que no lograba ocultar su enfado. Ni siquiera le aplaudió.

Sin embargo, aunque Frutos no quiso hacer comentarios sobre el futuro, desde su sector se indicaba que la disponibilidad al pacto es total y que en ningún caso se organizarán como oposición al nuevo líder. Llamazares prometió que la dirección que comience a conformar a partir de hoy incorporará a gran parte del equipo del actual secretario general del PCE. El Consejo Político Federal, que eligió al coordinador, ha quedado integrado por 32 dirigentes de la lista de Llamazares, 30 de la de Frutos y 13 de la de Maestro. Dolors Pérez, de la lista ganadora, tuvo que ausentarse cuando se iba a elegir al coordinador general, por lo que Llamazares sumó 31 votos y no 32. Sólo uno más que Frutos.

Una de las claves de este resultado es el inesperado apoyo que ha obtenido el sector crítico, liderado por Ángeles Maestro. Cuando comenzó la campaña por la sucesión de Anguita, los más optimistas le daban un 12%, y ayer obtuvo un 18% del total de delegados. Por eso, y vista la igualdad entre los otros dos bloques, cualquier diferencia entre éstos podrá ser aprovechada ahora por el sector crítico para convertirse en eje de la balanza.

Para complicar más la situación, el bloque que ha ganado la Asamblea, el que apoyaba a Gaspar Llamazares, dista mucho de ser tan compacto como el que llevó a la victoria en el PSOE a José Luis Rodríguez Zapatero, que venció a José Bono por sólo nueve votos. En él están algunos sectores del PCE -aunque la mayoría de este partido apostó por Frutos-, junto a las minorías de Tercera Vía y Espacio Alternativo. Estas últimas, tradicionales enemigas de Julio Anguita, se aliaron con el candidato que él avalaba para lograr, por primera vez, estar en el bloque vencedor.También han estado con Llamazares coordinadores regionales que no suelen estar de acuerdo en muchos asuntos, como el valenciano Joan Ribó o el vasco Javier Madrazo. Las extrañas alianzas llegan hasta el extremo de que en la lista ganadora figura Salce Elvira, dirigente del sector crítico de Comisiones Obreras, junto a la Tercera Vía, que tiene una parte importante de su apoyo en el sector mayoritario de este sindicato.

Llamazares reconocía ayer a EL PAÍS que ha obtenido un apoyo menor al esperado -llegó a decir que contaba con el 55% de la Asamblea y se quedó en el 42%- y lo achacaba especialmente a la federación de Madrid, que se volcó con Frutos por enemistad con Anguita.

Muchos de los dirigentes de la nueva mayoría son jóvenes y no han llegado a tener grandes responsabilidades políticas. Por contra, la actual dirección ha estado dominada por sectores más veteranos, que concurrían en las listas de Frutos y Maestro.

Mano al PSOE

IU reconoce el derecho a la independencia de Euskadi

Sobre alianzas políticas no se decidió nada nuevo, salvo mantener las cosas como están; que continúen los pactos municipales y autonómicos actuales entre IU y el PSOE. Llamazares dejó para el final de su discurso las referencias "a la otra izquierda, al PSOE". "Si sigue por el camino de la política de centro, sólo se encontrará con el PP; nosotros ofrecemos la mano al PSOE para construir una alternativa de izquierdas al PP que lo frene, pero sólo si hace un giro hacia la izquierda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de octubre de 2000

Más información