Masiva participación sin incidentes en las primeras elecciones libres de Kosovo

Kouchner anuncia que convocará próximamente comicios sólo para la comunidad serbia

Más información

El único punto negro fue la no participación de la comunidad serbia, para la que Kouchner prometió sus propias elecciones en breve.Desde las siete de mañana, hora en la que se abrieron las urnas, cientos de personas se agolpaban a las puertas de los colegios electorales en Pristina. La policía local logró organizar unas, más o menos, ordenadas filas, pero la afluencia de votantes era tal que las personas encargadas de verificar los datos de los votantes se vieron desbordadas. "En mi vida he visto una cosa semejante", confesaba un apabullado y exultante, Dan Everts. Aunque no se han facilitado cifras oficiales, fuentes internacionales aseguran que es muy posible que ronden el 90%. "Es lógico, la inscripción en el censo sólo sirve para votar. Los que se han inscrito habrán votado", señalaron fuentes de la OSCE.

"Algunos países han intentado darnos lecciones de democracia cuando tienen un índice de participación de entre el 20% y el 40%", destacó un Kouchner que se sacó ayer la espina de las críticas, sobre todo norteamericanas, que le llovieron cuando anunció la convocatoria de elecciones.

"El mundo no olvidará que hace un año y medio estábamos con las víctimas y que, hoy, las víctimas han votado", añadió. Kouchner insistió en que los serbokosovares "no han participado porque no han querido", aunque añadió que comprendía que había sido bajo la presión del ex presidente yugoslavo Milosevic y, por tanto, y para compensar, nombraría a dedo a representantes serbios en las áreas donde hay presencia de éstos. Posteriormente serán convocadas elecciones sólo para los serbios.

El número de incidentes violentos fue el más bajo registrado desde que las tropas de la OTAN entraron en Kosovo el 13 de junio de 1999. "Creo que voy a sugerir a Everts que celebre elecciones todos los días", opinó el coronel Milato, portavoz de la fuerza internacional para Kosovo (Kfor).

La presencia de soldados fue especialmente intensa ayer en las carreteras de la provincia. Sólo se registraron algunos incidentes que pueden ser calificados de habituales en Kosovo. Cerca de un colegio electoral en Pec se encontró una granada y en otra localidad se produjeron algunos disparos sin más consecuencias.

Horas para votar

Claro, que además del récord de participación y de seguridad probablemente se batieron otros, como el de tiempo de espera para poder votar. El sistema ideado por la OSCE fue seguro, pero no precisamente ágil. El tiempo medio fue de entre dos horas y media y tres. Con este panorama, a primera hora de la tarde la OSCE empezó a emitir anuncios radiofónicos en los que pedía a los votantes que tuvieran "paciencia". Jeff Fischer, el funcionario de la OSCE que preside estas elecciones, anunció además que todas las personas que a las siete de la tarde, hora del cierre, estuvieran haciendo cola, tendrían garantizado el voto.Sin encuestas oficiales, ni proyecciones de voto -los primeros resultados no se conocerán hasta mañana-, el partido del moderado Ibrahim Rugova, la Liga Democrática de Kosovo (LDK), se perfilaba anoche como el gran ganador de las elecciones municipales. No era fácil encontrar a personas que reconocieran haber votado por el Partido Democrático de Kosovo (PDK) del radical Hashim Thaci. "He votado al LDK porque me gustan las maneras democráticas. Todos esos radicales y extremistas no me gustan", opinaba Hotiqe, de 37 años, tras votar en la escuela elemental Meto Bajcaktari "un héroe de la II Guerra Mundial al que mataron los nazis... no, fueron los serbios. Da igual, eran los mismos". Hotiqe cree que la única salida para Kosovo es la independencia. Un matrimonio aseguraba: "Es un auténtico placer poder votar", y lo hicieron por el LDK. "Los del LDK son los más pacíficos y no prometen fantasías ni hacen castillos en el aire", subrayaba Agim, de 20 años.

Además de en el interior de Kosovo, votaron los refugiados albaneses en Macedonia, Albania y Montenegro. También otras 30.000 personas dispersas en otros 11 países enviaron su voto a Viena, sede de la OSCE. En total, 1.200.000 personas estaban convocadas a las urnas, de ellas algo más de 900.000 en Kosovo, y se eligieron 920 concejales para 32 municipios.

Los líderes de los principales partidos, LDK, PDK y la Alianza para el Futuro de Kosovo (AAK), coincidieron en que las elecciones son una demostración para Occidente de que los albanokosovares están listos para gobernarse a sí mismos, y por tanto, acceder a la independencia. .

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de octubre de 2000.