EDUCACIÓN - RECURSOS ADICIONALES DE LA GENERALITAT

Las universidades ven prioritario aumentar el rendimiento del alumno

Las universidades valencianas ya tienen claro cuáles son las metas que se pueden marcar para obtener recursos adicionales de la administración pública y cómo medir los pasos dados en ese sentido. Todo ello está recogido en un documento que los responsables económicos de éstas presentaron a la Dirección General de Universidades en la reunión mantenida a principios de semana. El primer objetivo de las universidades será aumentar el rendimiento de los alumnos, pero no es el único.

Autosuperación

El estudio, titulado Sistema para la aplicación de la subvención adicional condicionada al cumplimiento de objetivos del programa plurianual de financiación de las universidades valencianas 1999/2003, resultado de meses de trabajo y en cuya elaboración ha participado el IVIE, había sido ya consensuado por las universidades y se dio "por aprobado" en el mencionado encuentro.La cantidad adicional que cada universidad puede percibir por este concepto es de, como máximo, un 11% de la subvención ordinaria que anualmente recibe de la Generalitat Valenciana. Dicha subvención ronda en el presente ejercicio los 50.000 millones de pesetas para todas las universidades. Ninguna de ellas aspira a conseguir ese 11% de la subvención ordinaria asignada en el año 2000 y algunas se conforman con el 8%, lo que, por ejemplo, en una universidad como la de Valencia supondría la nada despreciable cantidad de 1.440 millones de pesetas adicionales ligados a este novedoso sistema de financiación.

"En este sistema las universidades no compiten entre sí, sino cada una consigo misma", es una puntualización que puede oírse a los responsables económicos de las universidades.El documento especifica un total de 16 objetivos, más de la mitad de ellos relacionados con la docencia y la investigación. El resto se refieren a la formación no reglada, al empleo, la gestión, la cultura y el deporte. ¿Cómo se mide en cada caso la consecución de estos objetivos? Mediante una serie de indicadores. Por ejemplo, el objetivo "aumento del rendimiento discente" está asociado a las tasas de rendimiento de los alumnos matriculados por año, de rendimiento de los egresados durante sus estudios y de abandonos de los estudios, según titulación. Éste es el único caso de un objetivo ligado a más de dos indicadores.

El documento acota 70 indicadores, de los que 25 han sido seleccionados como financiables. De acuerdo con una encuesta realizada entre las mismas universidades, los más relevantes para el conjunto de ellas son "la tasa de rendimiento de los alumnos" (relación entre los créditos aprobados y matriculados por los alumnos de la titulación en el año académico) y el "índice de meses de estancia de estudiantes en programas internacionales de intercambio", seguidos del "índice de publicación de los resultados de la investigación" y el "índice de matrícula de enseñanza no reglada".

Una vez que la Administración ha dado el visto bueno al documento de financiación por objetivos, "la pelota ha pasado al tejado de las universidades", según expresión de uno de los asistentes a la reunión del pasado lunes. Es decir, ahora es cada institución académica la que debe seleccionar sus objetivos y aplicar sus estrategias para optar a los recursos adicionales de la Generalitat.

Objetivos a la vista

Cada una de las universidades debe hacer suyos 8 objetivos, los que considera más interesantes y accesibles o en los que se siente fuerte. También fijará "los valores mínimos y los iniciales de los indicadores y establecer los valores que puede alcanzar hasta el año 2003, de acuerdo con las estrategias y actuaciones que pueda emprender". Es decir, será importante la situación de partida: la promoción del valenciano no es igual en la Universidad de Valencia que en la Miguel Hernández. Luego, cada universidad deberá establecer "los porcentajes de la financiación que se asignan a cada objetivo". Finalmente, firmará acuerdos bilaterales con la administración con los objetivos "que se prevén alcanzar hasta el 2003 y sus hitos anuales intermedios para los años 2000, 2001 y 2002", así como todos los elementos necesarios para su aplicación "sin recurrir a futuras interpretaciones".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS