Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los grupos políticos de Sant Adrià forman un gobierno conjunto

La localidad de Sant Adrià de Besòs (Barcelonès) esta dirigida desde ayer por un nuevo gobierno de unidad en el que se han integrado todos los grupos políticos con representación en el consistorio. Así se decidió ayer durante la celebración del primer pleno del Ayuntamiento de la localidad tras el asesinato por ETA del concejal popular de esta población, José Luis Ruiz Casado. El gobierno de concentración es la respuesta de los dirigentes políticos de esta ciudad a la barbarie terrorista. Proponer este gobierno ejemplar fue la primera reacción del alcalde socialista de Sant Adrià, Jesús María Canga, el mismo día del atentado, el 21 de septiembre. Desde las elecciones municipales de junio de 1999, el Ayuntamiento de Sant Adrià estaba gobernado en solitario por el PSC, después de que este partido obtuviera la mayoría absoluta en las urnas al conseguir 15 de los 21 concejales que componen la corporación municipal. El resto de los ediles se los reparten el PP (3), CiU (2) y la Plataforma de Independientes (1).

Todos forman parte ahora de un mismo equipo de gobierno en un Ayuntamiento que, por tanto, se ha quedado sin oposición, en homenaje al compañero que murió disparado por la espalda por haberse dedicado a la defensa de su ideología política y de su ciudad.

Se trata ahora de superar este periodo de prueba para reafirmar, ya en el año 2001, el espíritu de fondo de este nuevo gobierno. Las intenciones y el porqué de esta apuesta arriesgada las dejaba bien claras hace unos días un comunicado hecho público por la alcaldía. El texto asegura: "La unidad política no sólo se debe producir en forma de discursos ante los atentados, puesto que sólo la verdadera unidad de los demócratas puede contribuir al aislamiento de los que no lo son". El comunicado termina: "Esa es la propuesta de Sant Adrià de Besòs, un pueblo marcado por la mano del terrorismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de octubre de 2000