Los comercios cerrarán en la mañana del día 10 contra la libertad de horarios

Los comerciantes han vuelto de vacaciones con la decisión de proseguir sus protestas contra las medidas de liberalización de horarios aprobadas por el Gobierno el pasado mes de junio. La propuesta de las dos grandes patronales del sector es que los comercios no abran las puertas ese día hasta las dos de la tarde. Los comerciantes reclaman al Gobierno que dé marcha atrás a las medidas de liberalización: permiso para abrir cuatro festivos más al año hasta un máximo de 12 y libertad de apertura para los comercios pequeños.

Críticas de los sindicatos

Las organizaciones del sector Agrupament de Botiguers i Comerciants de Catalunya (ABC) y Confederació de Comerç de Catalunya (CCC) han convocado a sus afiliados para el próximo día 10. Los sindicatos ya han anunciado que respaldan la jornada de protesta de los comerciantes.La convocatoria tiene como objetivo que los 115.000 comercios de Cataluña no abran sus puertas durante la mañana del día 10. El presidente de la Confederació de Comerç de Catalunya, Pere Llorens, ha advertido: "Las medidas liberalizadoras tendrán graves consecuencias sobre la calidad de vida de los trabajadores si no se puede respetar el descanso dominical".

Queda pendiente de concretar cómo se llevarán a cabo las protestas en las distintas ciudades catalanas porque en las que se desarrollaron durante el pasado mes de julio, los comerciantes expresaron su descontento de modo diferente en cada provincia.

Además, tanto la ABC como el CCC acudirán a la manifestación prevista para el día 10 de octubre en Barcelona, que recorrerá La Rambla hasta llegar a la plaza de Catalunya, donde se reunirán con los sindicatos Comisiones Obreras y UGT.

Llorens destacó que sindicatos y comerciantes están unidos contra las medidas del Gobierno. "Con la polémica creada en torno al decreto ley de liberalización de horarios comerciales se crea un precedente en la manifestación conjunta entre trabajadores y sindicatos".

CC OO y UGT criticaron la decisión del Gobierno central y exigen la derogación inmediata del decreto de liberalización comercial; para ello convocan a los ciudadanos y a las entidades vinculadas al comercio para la manifestación del próximo martes.Los comerciantes ya llevaron a cabo acciones de protesta similares el pasado mes de julio, pero las acciones fueron entonces menos contundentes.

Los comerciantes acusan al Gobierno de haber cedido ante la presión de los grandes centros comerciales. La patronal que agrupa a estos centros, ANGED, pretendía una liberalización aún mayor que la que aprobó el Ejecutivo: la posibilidad de poder abrir sin limitaciones durante 16 días festivos al año. Las comunidades autónomas tienen la posibilidad de ampliar el número de festivos con posibildiad legal de abrir.

El Gobierno de la Generalitat y el Parlament de Catalunya tienen presentados sendos recursos de inconstitucionalidad de horarios comerciales ante el Tribunal Constitucional. El Ejecutivo catalán afirma que las medidas del Gobierno invaden sus competencias en materia de comercio interior que fija el Estatut.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS