Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Uniones de hecho

El Arzobispado de Valencia manifiesta su "sorpresa y preocupación" por el anteproyecto de la ley de uniones de hecho que ha preparado el Gobierno Zaplana. Y aunque dice desconocer los detalles, también dice que "esos no son los caminos del verdadero progreso y bienestar de la sociedad". En cuanto al arzobispo, rechaza el proyecto y se muestra en desacuerdo de ley porque "el respeto al fenómeno de las uniones convencionales no puede ser a costa de su equiparación con la familia". Y como monseñor García Gasco ha reaccionado, Zaplana ha tenido, al parecer, que mostrarse dúctil. Así, no podemos saber si la cosa está ahora en el alero, en la calle de Caballeros, en la vicaría o dónde.Un servidor se ha dicho: Hombre, con lo inteligente que es Zaplana, cómo no ha apelado a los Evangelios y le ha recordado a monseñor: "Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios" (Mateo, 22:21). Porque ésta es una decisión humana, no celestial, que parece corresponder al césar, y el de la Comunidad es Zaplana. Es más, un servidor ha rememorado aquel programa Reina por un día y se ha vuelto a decir: Como no soy político si yo hubiera sido Zaplana por un día le hubiera recordado a monseñor, con todos los respetos, lo que le dijo Apeles a su menestral interlocutor: "Zapatero, a tus zapatos". (Naturalmente, me refiero al famoso pintor, no al también famoso padre Apeles).- Enrique Francés. Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de octubre de 2000