Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA y el orden estatutario

El PP aprobó en solitario una propuesta de resolución que trufaba la condena de las actuaciones de la banda terrorista ETA con la defensa de la Constitución y el orden estatutario vigente, una peligrosa mezcolanza que los socialistas evitaron apoyar y Esquerra Unida rechazó abiertamente.El PP otorgó especial rango a la propuesta, la única que fue defendida por Alejandro Font de Mora, portavoz del grupo. El texto de la iniciativa reza: "Las Cortes Valencianas acuerdan manifestar su repulsa a actuaciones o declaraciones que en cualquier punto del territorio español atenten contra el orden constitucional y estatutario, o que planteen un ataque a las instituciones del Estado, y, muy singularmente, condenan las actuaciones de la banda terrorista ETA.

Al mismo tiempo, las Cortes Valencianas, se reafirman en los valores contenidos en el Estatuto de Autonomía, la Constitución y expresan su rechazo a todo aquello que pueda significar un ataque a los pilares básicos de la convivencia del pueblo valenciano y a sus señas de identidad".

Eduardo Zaplana había defendido el Estado de las Autonomías en su declaración sobre política general formulada el miércoles antes las Cortes y había anticipado una condena a ETA, trufada también con un ataque a la "incomprensible dialéctica del PNV".

Sin embargo, poco después invitaba a la oposición a establecer sus aspiraciones para el "techo competencial" de la Generalitat para retomar el diálogo sobre la reforma del Estatuto, una invitación que contradice el espíritu de la propuesta formulada ayer por el Grupo Popular.

Font de Mora defendió la iniciativa como "una prueba de fuego de lealtad constitucional" y destacó su carácter "pedagógico y terapéutico".

Pero Ramón Cardona, de Esquerra Unida, puso el dedo en la llaga cuando explicó que la propuesta sólo perseguía "mezclar y confundir". "Cualquier propuesta que directamente condene las actuaciones violentas de ETA la apoyaremos siempre", dijo Cardona, "pero ésta no podemos apoyarla por lo que envuelve".

Cardona recordó la polémica desatada a raíz de la concentración organizada por Acció Cultural el pasado 6 de mayo en Valencia. El Consell y el PP identificaron entonces a los defensores de la unidad cultural de los Països Catalans con los terroristas de ETA y condenaron las llamadas a la cordura de parte de la oposición.

Los socialistas evitaron la polémica y optaron por abstenerse en la votación. Pero Joaquim Puig, su portavoz, expresó en los pasillos su malestar ante una iniciativa presentada en términos inaceptables para el Grupo Socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000