Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Éste sí es el camino

Quiero darle las gracias al señor Savater por gritar fuerte, quiero dar las gracias a la sociedad por responder a su grito.Y es que nuestro ¡basta ya! fue lánguido y triste hasta ahora, resignado y acomodaticio, quizá conservador, tal y como lo movilizaba el Gobierno, un Gobierno resistente pero al que le falta la flexibilidad y del que todos intuimos que, de seguir así, su fortaleza aparente puede resquebrajarse, porque la suya es una resistencia tensionada y demasiado silenciosa.

Señor director: ahora sí se oyen las campanas, y ha tenido que ser desde una voz de la izquierda, pero poco política, desde un humanismo responsable y desde el gesto de un ciudadano que, profundamente convencido de la injusticia y sin ambivalencias, ha dicho bien fuerte ¡basta ya!

Señor director, a éste sí le seguiremos, porque está convencido y convence, porque nos está enseñando que al cruel, al que se le ha consentido lo inconsentible, hay que enseñarle los dientes, unos dientes poderosos y firmes, que no van a ceder vivir en la desesperanza y en el miedo, porque aman la vida más que nada y anteponen el amor a la rabiosa desdicha del poder de las armas.

No quiero hacer un líder del señor Savater, si él así no lo desea, pero le pido que aproveche esa fuerza para movilizar nuestra energía, la de todos, que, dormida, esperaba conectar con la verdad para comenzar su marcha.

Algunos políticos no están sabiendo, no están pudiendo o no están queriendo, y con ellos estamos perdiendo la ilusión. Éste sí es el camino. Gracias.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de septiembre de 2000