Los descontentos del régimen revelan los métodos de fraude

Decenas de miles de yusgoslavos debían votar dos o tres veces utilizando carnés de identidad falsos; las urnas llenas de votos favorables al presidente Slobodan Milosevic debían reemplazar a las auténticas después del cierre del escrutinio; y los cómplices en el seno de la comisión electoral debían cambiar los resultados.Éstos son varios de los métodos que ayer estaban previstos en las elecciones yugoslavas y que algunos miembros del círculo de poder, descontentos con el régimen de Milosevic, hicieron llegar al Gobierno británico. Todos los detalles fueron divulgados ayer por The Sunday Telegraph y el Gobierno británico reconoció haberlos recibido.

"Sabemos que Milosevic ha planificado un fraude electoral a una escala lo suficientemente grande como para que le permita una victoria en primera vuelta", confirmó ayer un portavoz gubernametal a France Presse. "Las acusaciones no proceden sólo de los partidos de oposición o de otras organizaciones en Serbia, sino de personas que, en el seno del régimen, están descontentas y desean que se conozca la verdad".

Más información

Votar dos veces

Entre los métodos ordenados por Milosevic está la manipulación del censo electoral en Kosovo, donde desde el fin de la guerra viven ya menos de 100.000 serbios. Las autoridades yugoslavas debían también alterar los resultados de los votos por correo por parte de los serbios residentes en el extranjero; los soldados yugoslavos iban a recibir cada uno al menos dos papeletas favorables a Milosevic.Los funcionarios también han recibido papeletas ya rellenadas y debían entregárselas a sus jefes bajo la amenaza de expulsión, con el fin de probar que han votado "bien". El fraude más espectacular será el de los 700.000 albaneses de Kosovo que, aunque no tenían intención de votar, siguen inscritos en los registros serbios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de septiembre de 2000.

Lo más visto en...

Top 50