Cartas al director
i

Un día sin coches

Ir en bicicleta en Sevilla es un acto heroico. Un día iba a la estación de Santa Justa desde Luis Montoto. Iba despacio porque en esa calle hay muchos coches que no saben que las bicicletas, y las personas que vamos montadas en ellas, también tenemos derecho a circular. No pude evitar, sin embargo, la puerta de un coche aparcado en segunda fila que se abrió de repente frente a mí y me mandó directamente a las ruedas del coche que venia detrás y que resultó ser un autobús de Tussam. Quien me levantó del suelo fue el propio conductor del autobús que, blanco como la pared, me alzó convencido de que las ruedas me habían pasado por encima.Por suerte, solo pasaron a dos centímetros de mi cabeza. Todos me miraron horrorizados por lo que me habían hecho y por lo que habían estado a punto de hacerme: matarme. Todos se disculparon, claro.

El coche tiene el monopolio del espacio porque el Ayuntamiento se lo da. La bicicleta, que no contamina, no hace ruido y no consume gasolina es considerada una rareza en esta ciudad llana. Parece que a nuestro gobierno municipal lo de la calidad de vida y la mejora medioambiental le suena a chino.

Señor alcalde, ya está bien de delirios olímpicos. En lugar de viajar a Sydney, vaya a Berlín y verá que cuenta con carril bici por todas la ciudad, perfectamente señalizado y escrupulosamente respetado por los demás vehículos, o hable con el alcalde de Roma, convencido de que el futuro del casco histórico de las ciudades es la peatonalización.

El día 22 de septiembre se celebra el día sin coche, sin ninguna publicidad, por cierto. Un día es solo eso, un día simbólico que debe servir de concienciación ciudadana y de recordatorio para nuestro Ayuntamiento de que el presente y el futuro están en la potenciación de transportes públicos eficaces, puntuales y cómodos, dentro de la ciudad y en toda el área metropolitana, y en el uso de vehículos que no sigan contaminando y que permitan ciudades más vivibles.- Alejandra Espigares Martínez. Coria del Río (Sevilla).

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50