García-Valdecasas quiere evitar que el 12 de octubre sea una jornada conflictiva

La Delegación del Gobierno quiere evitar a toda costa que el 12 de octubre, Día de la Hispanidad, se convierta en una jornada conflictiva, tal como ocurrió el año pasado. Representantes de entidades de Sants insistieron ayer en que se prohíba la habitual concentración de ultraderecha en la plaza dels Països Catalans. Un portavoz de la delegada del Gobierno, Julia García- Valdecasas, señaló que aún no se había recibido ninguna comunicación de grupos de este signo. De momento, sólo una plataforma de grupos antifascistas ha anunciado una acampada y diversos actos previstos en esa plaza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50