Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

100.000 refugiados de Timor, en peligro

Los responsables de Naciones Unidas han exigido al Gobierno indonesio el "desarme y desarticulación" de las milicias prointegracionistas de Timor Occidental que, con el apoyo de algunos sectores del Ejército, han desencadenado una nueva oleada de violencia. No obstante, la ONU teme que Indonesia no consiga contener las represalias contra los más de 100.000 refugiados que aún permanecen en el área occidental de la isla.Tras la salida de las organizaciones humanitarias del territorio, la máxima preocupación del Alto Comisariado para los Refugiados (ACNUR) son estos 100.000 refugiados. "Antes de nuestra retirada sabíamos que eran rehenes de las milicias, pero podíamos hacer algo. Ahora nos tememos lo peor", afirmó su responsable, Bernard Kerblat. Observadores internacionales coinciden en que esta nueva ola de violencia está alentada desde sectores involucionistas del Ejército que intentan desacreditar al presidente Wahid. Tal y como ocurriera tras el referéndum para la independencia de Timor Oriental, la salida de observadores internacionales puede ser aprovechada por las milicias para sembrar el terror. En aquella ocasión, Indonesia retrasó la llegada de una fuerza internacional, con lo que dejó campo libre a los paramilitares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2000

Más información

  • Los observadores internacionales temen que se repita la tragedia de 1999