Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:NEGRITAS

Golpes marciales

"Estás volando por las nubes y estás dejándote llevar por el viento. Lo importante no es no saber la respuesta, sino entender la pregunta", le espetó el monje budista a su alumno, El Pequeño Saltamontes. La frase la rememoró el propio David Carradine, protagonista de la conocida serie Kung-Fu, que estos días ha trabajado para el rodaje de otra teleserie en el desierto de Tabernas. Carradine demostró así que todavía retiene en su memoria trozos del guión de un trabajo rodado en los años setenta y cuyas frases metafísicas y vitalistas, aprendidas en su día por el actor, se mantienen a la orden del día.Su llegada a Almería, con regalos filosóficos de ese calibre, atempera cuando menos el alterado panorama político municipal al compartir titulares por un día. Sus palabras vuelven a retrotraernos a capítulos televisivos con moralejas del tipo "la mejor bofetada es la que no se da", que, bien usadas, actúan sobre los demás como verdaderos golpes marciales sin levantar una sola pierna.

La desaparición el pasado día 14 del concejal de Deportes, Juan Rojas Peña, ha desatado una suerte de patadas verbales y contraofensivas inocuas a cuenta de una información que difundía la posibilidad de que el alcalde, el socialista Santiago Martínez Cabrejas, ofreciera al concejal popular y ex ciclista profesional, Juan Martínez Oliver, el área de Deportes del Ayuntamiento. "El alcalde me ha llamado para mantener una reunión y hablar con tranquilidad, pero no me ha dicho nada en concreto", declaraba el ex ciclista a La Voz de Almería. A pesar del interés reconocido por el deportista ante la hipotética propuesta, que tildó de "muy bonita", 24 horas más tarde el grupo popular municipal remitió un fax a los medios en el que el propio Martínez Oliver expresaba: "El ofrecimiento, de llegar a producirse, pondría aún más en evidencia la incapacidad de este equipo de gobierno para gestionar los intereses de los almerienses".

El mismísimo protagonista de Kung-Fu jamás habría contestado a tal provocación, dejando al contrincante calificarse por sí mismo ante semejante declaración. Pero desde la alcaldía se replicó que Santiago Martínez llamó al concejal para expresarle "directamente" el agradecimiento de la viuda e hijos de Juan Rojas por su "ejemplar" comportamiento personal con motivo del fallecimiento del edil.

Todos, unos y otros, volando por las nubes y llevados por el viento, han demostrado ser pequeños saltamontes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 2000