Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición de Málaga critica el rumbo urbanístico de Teatinos

Los dos grupos de oposición en el ayuntamiento de Málaga, PSOE e IU, están decididos a iniciar el nuevo curso político con una dura batalla: replantear el desarrollo urbanístico previsto en Teatinos, la gran zona de expansión de la capital malagueña que se impulsó en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997. Una actuación que dió luz verde a ocho planes parciales y que incluye levantar en la zona más de 10.000 viviendas de iniciativa privada, con casi un millón y medio de metros cuadrados de techo edificable. Tres años de desarrollo urbanístico han hecho saltar la voz de alarma en los grupos de oposición, a pesar de que aún no está ejecutado ni un tercio de las previsiones de viviendas en la zona. Tanto el PSOE, que dio su apoyo al PGOU, como IU, que votó en contra, consideran que "hay riesgo de repetir el modelo de desarrollismo de los años 60 en barriadas, ahora, tan masificadas como la Carretera de Cádiz o Cruz de Humilladero" y censuran que se haya dado luz verde a "edificios de hasta ocho plantas de altura, con avenidas estrechas y escasos espacios verdes.

A pesar de las críticas y el llamamiento a dar marcha atrás a lo previsto en el PGOU, ambas formaciones políticas son conscientes de la dificultad de que la iniciativa prospere con un gobierno del Partido Popular en mayoría y con los derechos ya adquiridos por las grandes constructoras, que se hicieron con los terrenos hace algún tiempo.

Teatinos no es sólo una zona de ensanche de la ciudad, sino también una barriada en desarrollo donde se ubicarán algunos de los proyectos más emblemáticos en un futuro. De un lado, la ciudad de la Justicia y la ampliación de la Universidad, con una reserva de suelo en la zona de más de un millón de metros cuadrados; de otro, la zona ha tenido un crecimiento residencial espectacular en los últimos tres años desde la aprobación definitiva del PGOU y varias constructoras tienen ya en ejecución sus primeras promociones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 2000