La Comisión Europea estudia denunciar a la OPEP ante la OMC por actuar como un cartel

La comisaria europea de Energía y Transporte, Loyola de Palacio, planteará mañana al resto de comisarios la posibilidad de denunciar a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por actuar como un cartel al fijar la producción y, con ello, determinar el precio del crudo. De Palacio presentará un documento sobre la situación creada por la subida del precio (ayer a 32,46 dólares el barril) que, posteriormente, analizaría el Ecofin del día 29. La Comisión descarta que el precio de las gasolinas pueda reducirse de forma generalizada por recortes de impuestos.

No a los recortes fiscales

Bruselas no puede ocultar su preocupación por la evolución del precio del crudo, que lleva meses muy por encima de los 24,5 dólares por barril vaticinado por el Ejecutivo comunitario en sus previsiones económicas de primavera. Ayer mismo, el precio del barril de brent, el petróleo de referencia en Europa, llegó a 32,46 dólares, una de las cifras más elevadas de los últimos diez años. Esta nueva subida del petróleo se da por el convencimiento que reina en los mercados internacionales de crudo de que en la próxima reunión de la OPEP, el domingo que viene en Viena, no se decidirá un sustancial aumento de la producción, como desean los países consumidores y algunos de sus aliados en el cartel, como Arabia Saudí.Aunque la Unión Europea carece de una política energética común, la vicepresidenta Loyola de Palacio ya ha tomado durante el verano iniciativas propias para intentar que la OPEP concierte un incremento de la producción y evitar así una nueva subida del precio del petróleo que ponga en riesgo todos los indicadores económicos europeos.

El primer mensaje que lanza Bruselas a la OPEP para invertir esta tendencia se centra en poner en evidencia la "vulnerabilidad" de la economía mundial por la subida de los precios del petróleo como "resultado de un esquema irracional de gestión de los recursos naturales". La comisaria está dispuesta a ir más allá y plantea la posibilidad de que se adopten medidas más severas contra los miembros del cartel abriendo un panel ante la OMC.

"Aunque no son deseables, las medidas de represalia son técnicamente posibles para hacer frente a prácticas anticompetitivas", afirma el documento. "La posibilidad técnica de una acción jurídica en el marco de la OMC merece un análisis detallado", a pesar de que admite que se parte de la base de que el derecho anti-cartel no se aplica a Estados soberanos.

La comisaria española considera "útil" que en este contexto se prepare "un verdadero debate de fondo" durante el próximo Consejo de ministros de Economía y Finanzas, el 29 de septiembre, y que en paralelo los estados miembros preparen una posición común ante la OPEP.

Respecto a la utilización de instrumentos fiscales que gravan los productos petrolíferos como medida para contrarrestar los efectos negativos en la economía, la comisaria de Energía considera que una reducción de la presión fiscal -idea evocada por los países productores- plantea problemas. Primero porque continuará aumentando el precio del petróleo bruto sin conseguir una reducción en la demanda. Y segundo porque se transferiría a los países productores el equivalente de las recaudaciones fiscales de los países consumidores.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS