_
_
_
_
_

El PP no cree que deba reparar la figura histórica de Companys

El presidente del Partido Popular de Cataluña, Alberto Fernández Díaz, declaró ayer que no hay motivos para que la formación política a la que representa haga una reparación histórica de la figura del que fuera presidente de la Generalitat, Lluís Companys, como habían pedido dirigentes de CiU. "Yo no sé qué reparación puede hacer el PP de Cataluña, que es una formación joven nacida en la democracia, de unos actos que sucedieron en 1940", afirmó el líder popular en declaraciones a la emisora Catalunya Ràdio. "Hemos de pasar por fin la página de la historia, sin olvidar nada, porque un país debe tener memoria histórica. Pero lo que no hemos de hacer es construir permanentemente el futuro mirando atrás", añadió.

El dirigente del PP catalán reiteró sus críticas a la participación de la Generalitat en el homenaje al ex presidente Companys, que tendrá lugar en Irún la semana próxima, por la asistencia de miembros de Euskal Herritarrok al acto. El homenaje se hará coincidir con el 60 aniversario de la entrega de Companys a las autoridades franquistas, en el País Vasco. El presidente fue fusilado pocas semanas después.

Fernández Díaz se mostró sorprendido ante la reclamación expresada por los nacionalistas catalanes para que el PP realice una reparación histórica de la figura del ex presidente de la Generalitat. Las palabras del dirigente popular son una respuesta a las declaraciones de Josep Camps, dirigente de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), en las que reprochaba al PP "el mal papel que su formación ha desempeñado con respecto a la personalidad histórica de Companys". Camps, que será el portavoz de su partido en el homenaje a la figura del ex presidente republicano, había instado al PP a "esforzarse en dar una reparación histórica, en vez de promover una campaña de confusión contra los actos de Irún".

Influir en el PNV

El presidente del PP catalán emplazó a CiU a que "ejerza su influencia en el nacionalismo vasco para hacer replantear al PNV su actitud de condescendencia con EH y HB". Fernández Díaz reprochó a los nacionalistas catalanes que no ejerzan una responsabilidad que, desde su punto de vista, deberían asumir como formación nacionalista y de carácter democrático. Con relación al congreso del PP de Cataluña, previsto para el 15 de septiembre, el líder catalán explicó que el objetivo de su partido es presentarse como alternativa de Gobierno en Cataluña. "Quiero que se proyecte un mensaje claro al conjunto de la sociedad catalana que transmita que hay un PP en Cataluña que está preparado para ser un partido de Gobierno en las instituciones, en la Generalitat y en los ayuntamientos". Fernández Díaz aseguró que "la gobernabilidad de Cataluña está hoy en nuestras manos, pese a que haya quien menosprecie nuestro papel".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_