Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Normas para una madurez precoz

Los centros de primera acogida son los que reciben inicialmente a los menores inmigrantes no acompañados. Allí conviven niños de todas la edades -de cero a 18 años- y nacionalidades, que provienen de situaciones completamente distintas.La función de este tipo de centros es la de realizar los primeros estudios individualizados de cada menor, analizar su situación y, en el caso de los menores inmigrantes, localizar a sus familias y conseguir su documentación. Todo ello sirve para determinar si conviene o no el reagrupamiento familiar o el ingreso en algún tipo de residencia.

"En el caso de los niños inmigrantes, normalmente los padres mandan sin porblemas su documentación y, muchas veces, cuando saben que están bien, prefieren que se queden donde están", explica Angelines, directora del centro de primera acogida de Hortaleza (Madrid).

"No obstante", añade, "es frecuente que los chavales más adultos se fuguen del centro porque no soportan las normas; al fin y al cabo son niños que ya toman sus propias decisiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de agosto de 2000