El PSPV denuncia la demolición de una finca protegida en Valencia

Un edificio protegido del centro histórico de Valencia ha sido demolido por el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), según denunció ayer Pablo Gil, concejal del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia. El edificio, situado en la calle Roteros 18, estaba protegido con nivel 2 por lo que la intervención sobre él debía respetar su estructura. La Asociación de Vecinos y Amigos de Centro Histórico fue la primera en alertar sobre esta actuación para la que el IVVSA no tenía licencia. Los técnicos del Ayuntamiento, según Gil, inspeccionaron la obra y observaron que se había derruido el edificio e iniciado una estructura para la construcción de otro de nueva planta. En consecuencia, el Ayuntamiento paralizó las obras el pasado 8 de agosto.

"Es la Administración la que está incumpliendo la propia ley el patrimonio", afirmó el concejal, que acusó a la Consellería de Obras Públicas, a través del IVVSA y del Ayuntamiento de lentitud al actuar en el tema. "Con esta demolición" añadió Gil, "la Administración nos priva a los valencianos de un edificio protegido y con un gran contenido histórico y cultural".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS