_
_
_
_

IU dice que el PP adjudica aparcamientos en Málaga en función de "intereses ocultos"

El concejal de Tráfico de Málaga, Antonio Cordero (PP), firmó ayer con la unión temporal de Construcciones Vera y Martín Casillas el contrato de construcción de un edificio de aparcamientos en la céntrica calle Camas. La adjudicación ha estado rodeada de polémica. La otra empresa concursante, Ziur, recurrió judicialmente la decisión municipal. Esta constructora ya puso un contencioso administrativo por entender que hubo incumplimiento del pliego de condiciones en la adjudicación a Vera, hace año y medio, de otros dos aparcamientos públicos.La oposición ha criticado con dureza la nueva adjudicación. El portavoz adjunto de Izquierda Unida (IU), José Luis Portillo, lamentó ayer la "cara y el desparpajo" con la que la sociedad municipal de aparcamientos ha adjudicado la obra y afirmó que el Partido Popular (PP) "está defendiendo intereses ocultos".

IU recordó que Vera ha incumplido los plazos de construcción de los aparcamientos de Santa Rosa de Lima y Mundo Nuevo, y que el Ayuntamiento ha hecho dejación porque no ha aplicado la sanción, de 100.000 pesetas por día de retraso, prevista en el contrato. La brevedad del plazo, nueve meses, fue uno de los argumentos por los que se otorgó a Vera la construcción de estos dos edificios. Las obras comenzaron en mayo de 1999 y, presumiblemente, no estarán finalizadas hasta comienzos del próximo año.

Según Portillo, con la nueva adjudicación "se prima a una empresa que ha perjudicado los intereses municipales". Se da la circunstancia de que el gerente de la sociedad municipal de aparcamientos, Joaquín Jáuregui, ha sido socio de Francisco Vera, presidente de la constructora adjudicataria en varias sociedades.

El pliego de condiciones del concurso para el aparcamiento de la calle Camas establecía un presupuesto base de 1.036 millones de pesetas y que las ofertas se presentaran a la baja. Ziur presentó una propuesta más alta, de 1.150 millones de pesetas. Vera y Martín Casillas presentaron una oferta por el precio base y otra por 1.224 millones. Según un portavoz de Ziur, el pliego de condiciones establecía que sólo podía presentarse una propuesta y que la primera de Vera tampoco era a la baja.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_