Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SEMANA EN 7D - TAMBIÉN ACTÚA TÍPICO ORIENTAL, OTRA FORMACIÓN DE LA ISLA

Pancho Amat, La Vieja Trova y Habana Abierta llenan Madrid de música cubana

Entre festejos y programaciones especiales Madrid afronta la segunda quincena del mes de agosto con una semana muy cubana. Definitivamente, se confirma que el rock y el pop siguen ausentes, mientras parece que los viejos soneros se han quedado a veranear en la ciudad. Estos días puede verse a la vez y compartiendo escenario nada menos que a La Vieja Trova Santiaguera y al cuarteto Típico Oriental; y, en otro local, al célebre tresero Pancho Amat o al grupo Habana Abierta. El clima obliga, y lo que sí se da estos días es un buen número de recitales al aire libre.

MÁS INFORMACIÓN

- Para bailar y celebrar. En Las Vistillas, tan castizas, o en la Plaza Mayor del cercano Chinchón, tan evocadora, están de fiestas. En ambos lugares se citan hoy mismo bandas de éxito.En el centro de Madrid son los hermanos Campillo, al frente de Tam Tam Go!, los encargados de animar a la gente, y en Chinchón la tarea corre a cargo de La Mosca.

Nubes y Claros se llama el disco que ha devuelto a la actualidad a Tam Tam Go! tras unos años de silencio. Una canción de amor escenificada en el mundo de los correos electrónicos les abrió las puertas a esta segunda etapa de su carrera, y el éxito volvió a sonreírles.

La Mosca son once amigos argentinos que quieren llevar alegría por todo el mundo. Para no verte más y Yo te quiero dar son las dos canciones con las que han arrasado en España y que han conseguido que de su primer disco editado aquí, Vísperas de Carnaval, haya despachado cerca de 200.000 copias.

- De Madrid al cielo. Y es que las noches de agosto se prestan en la ciudad a ver conciertos bajo el cielo raso.

Bajo esas condiciones se puede ver también a los grupos que acuden a la terraza del Cámping de la Alameda de Osuna, uno de los pocos lugares en los que el rock y el pop sobreviven en agosto.

El actor y presentador Paco Morales inicia hoy una semana en la que destaca All Together Band, el grupo madrileño que mejor imita a Los Beatles. Con un poco de imaginación y con los ojos cerrados, en una actuación suya cualquiera, podría creerse estar escuchando a los mismísimos cuatro músicos fabulosos de Liverpool. El rock sureño de Sweet Home Silvano también recala en el Cámping.

Más cerca del cielo aún, en la terraza del último piso del centro comercial de La Moraleja, Guillermo González ofrece un vanguardista recital de piano; Constanza Rivas y Carlos Aguado muestran una nueva faceta de la canción de autor, y Swing 41 recrea la música de las grandes bandas americanas de los años cuarenta y cincuenta.

- Eterna Cuba. El tres, esa especie de pequeña guitarra de seis cuerdas cogidas de dos en dos, es uno de los instrumentos básicos de la música cubana. Especialmente virtuoso de este instrumento es Pancho Amat, que se dio a conocer en España por acompañar a Juan Perro. Con toda su sabiduría a cuestas, Amat viene esta vez acompañado de su propia banda.

Al son se entregan por siempre La Vieja Trova Santiaguera, un grupo de veteranos músicos cubanos que llegaron a formar parte de Los Compadres, Cuarteto Patria o La Sonora Matancera. Mantienen la llama viva de la tradición musical cubana para transmitirla pura a las nuevas generaciones. Igual de veteranos, el Cuarteto Típico Oriental compartirá experiencia y sabiduría en una noche de son, bolero, guaracha o guajira. Recogiendo toda esa tradición, pero con un apoyo en el pop, el rock y la canción de autor debido a la edad de sus miembros, el grupo Habana Abierta muestra las canciones creadas en los años que llevan viviendo en Madrid.

La latinidad también está presente en la propuesta de Jayme Marques. Este guitarrista brasileño, afincado en Madrid desde la década de los años sesenta, está considerado como uno de los introductores de la bossa nova en Europa. A ella, al jazz latino y a los ritmos calientes se entrega durante cuatro noches en Clamores.

- Jazz, blues, biquini y canción. El organista norteamericano Bobby Floyd debuta en el Café Central acompañado de un batería y un guitarrista. Aprendió a tocar el piano con sólo dos años de edad y su intensidad como organista de iglesia le ha servido para acompañar, entre otros, a Ray Charles o Winton Marsalis.

Por otro lado, Ñaco Goñi vuelve con su armónica y sus Bluescavidas a mostrar el mejor blues del foro. Como ocurre desde hace unas semanas, nuevos pinchadiscos se citan el viernes y sábado al calor de la Operación Bikini de Siroco.

La música country llega a Las Matas con el Sheriff Wallace, y los canarios Esther Ovejero y Agustín Ramos muestran su particular manera de enfocar la canción de autor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de agosto de 2000