Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juanfran salva el partido del Celta frente al Zenit en la Intertoto

En el minuto 90 salvó Juanfran un partido con muy mal aspecto para el Celta frente al Zenit de San Petersburgo. Como ocurrió en la anterior ronda de la Intertoto con el Aston Villa, el instante final fue definitivo y permite a los de Vigo mantener abierta la puerta de la UEFA.Resultó un tanto desgraciado el encuentro para los rusos, que dieron en el primer tiempo varias pistas sobre los motivos que le mantenían invicto en la Intertoto. Fue una primera mitad que dignificó una competición maldita, en la que el Zenit replicó con un fútbol vertiginoso al dominio y derroche de oportunidades de los de Vigo.

En el minuto dos ya se había adelantado el Zenit. También tuvo el Celta instantes de inspiración que concluyeron cuando McCarthy entró en su habitual periodo de apatía física y mental. Por suerte para el Celta, para entonces Karpin había igualado el marcador. Lo que iba para un gran partido se quedó en algo más vulgar en la segunda parte, en la que el Celta se desfondó y los rusos redujeron su presencia más allá de medio campo. Apareció Mostovoi y un centro suyo lo aprovechó Juanfran, que se adelantó en el salto a Malafeev y puso la eliminatoria a favor del equipo de Balaídos.

CELTA 2-ZENIT 1

Celta: Pinto; Pablo Coira, Cáceres, Sergio (Noguerol, m. 44), Juanfran; Karpin, Doriva (Jesuli, m. 60), Giovanella; Gustavo López; Pablo (Mostovoi, m. 60) y Benni McCarthy.Zenit de San Petesburgo: Malafeev; Lepekshin, Gorovoy, Zvetkov, Katulsky; Uganov, Osipov (Hovsepyan, m. 25); Igonin (Archavine, m. 46), Gorshkov (Nedorezov, m. 77), Spivak; y Demenko. Goles: 0-1. M. 2. Igonin. 1-1. M. 21. Karpin. 2-1. M. 90. Juanfran. Árbitro: Herbert Fandel (Alemania). Tarjetas amarillas a Spivak, Juanfran, McCarthy y Gorshkov. Expulsó por roja directa a Gustavo López (m. 75). Incidencias: Partido de ida de la final de la Intertoto. Unos 13.000 espectadores en Balaídos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 2000