Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD - LA CONSEJERÍA SE DECANTA POR LAS OFERTAS MÁS CARAS

Castellano eleva de cuatro a doce el número de hospitales públicos con resonancias privadas

Sanidad ha aumentado las previsiones contempladas en el pliego de condiciones del concierto que abre las puertas a la instalación de equipos privados de resonancia magnética nuclear en hospitales públicos y en lugar de en cuatro, se introducirán en doce centros. En la adjudicación, la consejería ha optado por las ofertas más caras: las tres firmas que presentaron los precios medios más altos por las exploraciones con resonancia -Eresa, Inscanner y Beanaca- son las que han sido elegidas para practicar los diagnósticos de los pacientes de la sanidad pública hasta 2008.

El resultado del concurso ha sido "altamente satisfactorio" ya que "la competencia entre las distintas empresas ha hecho mejorar sus ofertas [respecto a las condiciones de partida marcadas por Sanidad]". De esta forma justificó la consejería en una nota la decisión de elevar "los requisitos mínimos" que establecía el pliego de condiciones y en lugar de instalar equipos privados en cuatro hospitales públicos, subir la cifra a 12 centros, en función de las propuestas presentadas por las empresas adjudicatarias.Sanidad detalla que las firmas concesionarias instalarán equipos en el hospital de La Plana de Castellón; en los hospitales de Sagunto, Gandia, Xàtiva, Alcoy, Elche; y el Arnau de Vilanova y hospital General, ambos de Valencia. Además se introducirá más de un equipo en el General de Castellón; La Fe y Clínico de Valencia y General de Alicante. "El concierto establecía requisitos mínimos; cuantos más equipos mejor", señaló ayer Sanidad.

El peso de las ofertas económicas presentadas por las firmas que optaron al concierto no ha sido determinante. Al menos, es lo que se deduce de la decisión final tomada por la consejería. Sanidad ha elegido a las tres empresas -Eresa, Inscanner y Beanaca- que han presentado el precio medio más alto.

Sanidad fijó en el pliego de condiciones precios máximos para las distintas exploraciones (resonancias simples, dobles, triples, etc). Mientras la rebaja media de estas tres firmas ha sido del 0,69% en las dos primeras, y del 3,3% en el caso de Beanaca, la oferta de Alta Resonancia Quirón redujo el precio medio de los diagnósticos un 3,3%, Eulen un 5,95% y el centro de Resonancia Magnética Joaquín Sales el 13,42%.

En exploraciones concretas, ante un precio máximo de 23.000 pesetas por resonancia simple, Beanaca ofreció 21.850 pesetas, ligeramente por encima de las 21.500 pesetas de Inscanner y Eresa. Fuera se han quedado Alta Tecnología Quirón, que también fijo un precio de 21.500 pesetas; Eulen, que presentó una oferta de 21.170 pesetas; y el Centro de Resonancia Joaquín Sales, que lo fijó en 19.000 pesetas.

En el caso de las resonancias dobles, la situación es más evidente. Tanto Eresa como Inscanner, firma en la que el diputado del PP Luis Concepción participó como fundador, no bajaron una peseta de las 34.000 del precio máximo. Beanaca descendió a 32.300 pesetas. Por debajó vuelven a estar Eulen, 31.900 pesetas, Alta Tecnología Quirón, 31.800 pesetas, y el Centro de Resonancia Joaquín Sales, con 28.000 pesetas.

Propuesta calcada

Dos de las adjudicatarias del concurso comparten algo más que haber sido las empresas que hasta el momento practicaban, en virtud de un concierto anterior, las resonancias para la sanidad pública valenciana. Tanto Eresa como Inscanner presentaron exáctamente la misma oferta económica a la Consejería de Sanidad, peseta por peseta, por las distintas exploraciones con resonancias privadas para el concurso que acaban de obtener.Ambas empresas cobrarán a Sanidad 21.500 pesetas por las resonancias simples, 34.000 por las dobles, 40.500 por las triples, 39.000 por las funcionales y las espectroscopias y 102.000 pesetas por las angiocardiacas. De esta forma, son las dos únicas empresas que sólo han rebajado los topes fijados por Sanidad en una exploración -la resonancia simple- y que han coincidido al milímetro en sus ofertas, que, finalmente, han obtenido, además de Beanaca, el respaldo de Sanidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 2000

Más información