Pérez y Del Bosque hablan sobre Anelka y Tristán

Florentino Pérez conoció ayer de primera mano, por boca de Vicente del Bosque, el ideario del cuerpo técnico del Real Madrid. Sobre la mesa, un buen puñado de nombres propios. Los que se pueden ir, los que se deben ir y los que pueden llegar. Entre estos últimos, por supuesto, Luis Figo, que por cierto, en el mismo momento en el que hoy los que pueden ser su futuros compañeros se reúnan en la Ciudad Deportiva, podría estar declarando en una comisaría de Cerdeña, donde pasa sus vacaciones y donde en la mañana de ayer agredió a un fotógrafo italiano.Pero la llegada de Figo, que según todos los indicios no se producirá hasta la próxima semana, no era, ni de lejos, el asunto prioritario en la charla que ayer por la tarde, durante cuatro horas, mantuvieron en el despacho del presidente Florentino Pérez y Del Bosque. Otros dos jugadores fueron los que adquirieron mayor protagonismo: Anelka y Diego Tristán. Uno por defecto y otro por exceso. De dinero, se entiende. Paris Saint Germain hizo una oferta por Anelka que superaba los 5.000 millones, cantidad que no convence al nuevo presidente. Quiere más. Del Bosque no es contrario al traspaso. Como tampoco es contrario a que llegue Tristán, que fue contratado personalmente por Lorenzo Sanz en plena campaña electoral, y cuyo fichaje costaría 2.800 millones, cifra que al nuevo presidente le parece exagerada. Quiere rebajarla, como poco, en 600 millones.

Sea como fuere parece complicado que Diego Tristán acuda en la mañana de hoy a la Ciudad Deportiva, donde está citada parte de la plantilla, con la excepción de los que jugaron la Eurocopa y Roberto Carlos (con la selección de Brasil), para pasar el reconocimiento médico. Luego, a primera hora de la tarde, volarán a Nyon (Suiza). Entre ellos estarán varios futbolistas sobre cuyo futuro hablaron ayer Del Bosque y el presidente -ninguno de los dos quiso hacer declaraciones a la salida de la charla-, como Baljic y Geremi, con los que no cuenta Del Bosque. Y estará entre ellos, con total seguridad, Solari, que ayer acudió al club con su representante para ratificar el acuerdo al que llegaron días antes de que se convocaran elecciones a la presidencia.

Por otra parte, Raúl González ha declarado que no le ha sorprendido la elección de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid, porque "han sido los socios los que han elegido el cambio y hay que respetarlo", y añadió que, como jugador, debía "mantenerse al margen de las elecciones". Raúl se refirió por primera vez al proceso electoral de su equipo en una entrevista concedida al portal de Internet libredirecto.com (www.libredirecto.com). Aunque admite que no conoce a Florentino Pérez, Raúl le desea mucha suerte en su mandato y "que consiga muchos éxitos". Sobre la posible llegada de Figo al Madrid, Raúl confesó que le parece "un fichaje muy importante porque es uno de los mejores jugadores del mundo". Sin embargo, el delantero se mostró cauteloso. "He leído que puede venir, pero habrá que esperar a saber si es una realidad", señaló. Raúl alaba los fichajes que ya ha realizado el Madrid para la próxima temporada, Solari, Munitis, César y Celades. "Son cuatro buenos jugadores que van a enriquecer la plantilla del Madrid, aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de julio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50