Un acusado de la paliza mortal a un marroquí tiene antecedentes

Jordi Peláez Flores, uno de los dos jóvenes que el lunes ingresaron en la cárcel acusado de propinar una paliza mortal a un marroquí en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) ya había sido detenido por la Guardia Urbana de este municipio en varias ocasiones por protagonizar incidentes violentos y racistas, aunque siempre había sido puesto en libertad. La comunidad marroquí y el alcalde de la población, el socialista Enric Llorca, recordaron ayer que Peláez ha protagonizado en las últimas semanas cuatro peleas con inmigrantes.Omar A., de 40 años, falleció la noche del sábado tras la paliza que, según la Guardia Civil, le propinaron con un bate de béisbol y un palo de madera Peláez y Fernando José Rodríguez González, ambos de 18 años. Los hechos han causado una profunda inquietud entre la comunidad musulmana de la población, que teme un incremento de actitudes xenófobas que hasta ahora no habían pasado de meros incidentes verbales y aislados entre vecinos. Representantes de este colectivo, del Ayuntamiento, así como del Consulado de Marruecos, se reunieron ayer y crearon una comisión para asegurar que continúe la buena convivencia en el municipio y para hacer un llamamiento a la calma de la población.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS