Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quejas vecinales por la descoordinación en la extinción del incendio de Oropesa

La asociación de vecinos de la urbanización de La Renegà de Oropesa no descarta presentar una querella por negligencia en la coordinación y extinción del incendio iniciado en la mañana del sábado. El vicepresidente de este colectivo, Joaquín Garcés, aseguró ayer que un equipo jurídico trabaja con los datos, horas y hechos que poseen, con el fin de presentar la base que sustente el argumento de la querella por la "incapacidad e inoperancia" demostrada durante el tiempo en que el fuego ha permanecido activo. Garcés precisó que su acción no va en contra de los miembros de las brigadas forestales, sino de los responsables y coordinadores de los mismos, con el presidente de la Diputación, Carlos Fabra, de quien depende el Consorcio Provincial de Bomberos, y el Consejero de Medio Ambiente, Fernando Modrego, a la cabeza.El incendio, cuyo origen se achaca a una colilla lanzada desde un coche que circulaba por la autopista A-7, quedó sofocado a mediodía de ayer. Las labores de extinción se vieron dificultadas por el viento.

"Dio tiempo a que se atajase el fuego", aseguró ayer Joaquín Garcés, quien mantiene que desde que se originó el incendio hasta que llegó a La Renegà transcurrieron dos horas y media, tiempo en el que se podía haber previsto la acción de las llamas. "Tenemos las horas a las que se efectuaron los primeros avisos a los bomberos y a la que se movilizaron los efectivos y las brigadas y esto se les fue de las manos", añadió Garcés. Por su parte, el comité de empresa del propio consorcio de bomberos emitió ayer un comunicado en el que reiteran su denuncia ante la falta de una "estructura de mando y coordinación" para afrontar estos siniestros. Esta consideración coincide con la del propio alcalde de Oropesa, Francisco Garrido, quien manifestó su disconformidad y discrepancia con la organización y coordinación de los medios de extinción. Todos coinciden en que, con otras maneras, el fuego se podría haber atajado antes.

Les Platgetes tuvo trato privilegiado, según vecinos de otras zonas afectadas

El alcalde independiente de Oropesa subrayó su consideración de que el incendio podría haberse sofocado en un primer momento y controlado hasta en tres ocasiones a lo largo de la mañana. El caso es que mientras Garrido, con su propio vehículo, estuvo todo el día recorriendo la zona afectada, al puesto de mando montado en Les Platgetes acudieron todo tipo de representantes políticos prestos a conceder declaraciones sobre el siniestro y sobre la efectividad de los medios actuantes.Por su parte, el colectivo vecinal de La Renegà critica también el "privilegio" de que gozaron los habitantes de las urbanizaciones de Les Platgetes y Torre Bellver, frente a la tardanza en la actuación para atajar el fuego y la premura con la que fueron desalojados de sus casas. Las críticas se refieren igualmente a la falta de prevención en esta zona, mientras que en la parte baja de Les Platgetes, "donde residen varios cargos políticos", se desalojaba de forma preventiva y, únicamente, por la posible afección del humo a sus habitantes. "A nosotros nos sacó la Guardia Civil a empujones", subrayó el vicepresidente del colectivo. "No tuvieron tiempo para hacerlo de otra manera y la culpa no es de los agentes, sino de quien dio tarde la orden", agregó.

Así, y pese a que los portavoces de la Administración insistían ayer en que el fuego no había afectado a ninguna vivienda, algunas de las ubicadas tanto en La Renegà como en la otra modesta urbanización afectada, El Rodecho, sí han sufrido daños materiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de julio de 2000

Más información