Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:NEGRITAS

Humor político

Ginés Romero, el alcalde de Vélez Rubio (Almería), se ha convertido en paradigma de la sátira política de finales de milenio sin que Juan José de la Iglesia, uno de los presentadores de Caiga quien Caiga (CQC), lo sepa. De la Iglesia estuvo en Almería para ofrecer una charla sobre la sátira y el análisis de la actualidad y durante su intervención aseguró que hoy día, sólo Tele 5 y la revista El Jueves hacen sátira política. El presentador más formal de CQC no mencionó al político almeriense, pero el arte de Ginés Romero para hacer reír desde el ámbito peor valorado por la ciudadanía lo coloca, sin duda, en un serio competidor del programa de los domingos. De la Iglesia explicó que el éxito de CQC se debe, en parte, a haber sabido ofrecer contenidos serios en un programa cómico y conseguir, de paso, cierta trascendencia sin pretender cambiar la realidad. El alcalde velezano, adelantándose a la charla impartida por el intrépido reportero, hizo una apuesta vanguardista, a mitad de camino entre el humor y la política, con una carta abierta trufada de chistes y chascarrillos dirigida a la portavoz de cultura del PSOE local, Isabel María García.En la misiva Romero se dirige a García como "concejala soltera con problemas hormonales" o "niña de cara asustada con problemas de chulería". Cabría preguntarse si la chulería fue alguna vez un problema o si, tal vez, el hecho de ser soltera confiere al acta de concejal de una característica distinta que haga realmente necesario resaltar su estado civil. La actuación de Romero se adelantó también a las pretensiones de Pablo Motos, cómico y guionista del programa El club de la comedia, que anunció el viernes pasado invitaciones a políticos para que participen como humoristas en su espacio televisivo. El alcalde humorista quiso despedirse en su carta con una frase para la historia de la épica política del estilo: "¡Y ojito! Concejala de PSOE con utilizar el periódico desde la asociación, que a mí me gusta escribir y tengo ciertas cosillas curiosas que sería interesante dar a conocer". Sin embargo, al aprendiz de cómico le fallaron los reflejos al no percatarse de que Isabel María García, aunque soltera, tiene compromiso con algo intangible y preciado como son los derechos fundamentales, y el desenlace del chiste pasará por el juzgado de instrucción de Vélez Rubio, donde el juez ha admitido a trámite la denuncia interpuesta por "injurias y descalificaciones de índole machista".

MARÍA JOSÉ LÓPEZ DÍAZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2000