Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de La Janda rechazan el 90% del informe sobre energía eólica

'Efecto discoteca'

La Plataforma Vecinal de La Janda, la comarca gaditana en la que aspiran a instalar parques eólicos varias empresas, cree que el documento base del plan de ordenación de los recursos eólicos, que impulsa la Diputación, es un paso importante "porque, por fin, existe una mesa de diálogo". Sin embargo, mantienen diferencias "con el 90% del borrador", según José Luis Tirado, portavoz del colectivo, que agrupa a vecinos, ecologistas, comerciantes, hosteleros y pequeños agricultores de La Janda y el Campo de Gibraltar.El colectivo lamenta que la Diputación se ciña a la división administrativa para diseñar el plan, excluyendo al Campo de Gibraltar, y en concreto a Tarifa, "que forma parte de la realidad socioeconómica de la Janda". Este municipio, que no ha pedido su inclusión en el plan, es el territorio que alberga más parque eólicos.

Los 550 megavatios (mw) que propone como potencial productor de la zona el documento redactado por la Sociedad para el Desarrollo de las Energías en Andalucía (Sodean), dependiente de la Junta, siguen pareciendo muy elevado a los vecinos. Éstos piden que la zona protegida (la playa y sus inmediaciones) se extienda por toda la franja costera, desde la carretera N-340. También, que el radio de dos kilómetros previsto entre el casco urbano y los aerogeneradores se amplíe a más de ocho.

Uno de los aspectos más preocupantes para el colectivo es la distancia de 500 metros entre los molinos y las viviendas que establece el borrador. Piden que, al menos, no se permita instalar aerogeneradores a menos de 1.500 metros. Tirado recuerda que la cercanía de los artefactos provoca el llamado efecto discoteca -proyección de luces y sombras en movimiento- y "una contaminación acústica insoportable".La plataforma, que está dispuesta a negociar sobre el documento base presentado el lunes, considera imprescindible que el plan establezca también unas pautas para las contrataciones de los propietarios de suelo rústico con las empresas. Este colectivo tiene presentados dos contenciosos -admitidos a trámite- contra la instalación de un parque, hoy paralizado, entre Vejer y Barbate y contra la autorización administrativa, concedida por la Junta, para que un cable de evacuación de 66.000 voltios atraviese el término de Vejer. Recuerdan que, recientemente, una empresa italiana ha tenido que indemnizar a varias personas a las que un campo electromagnético "les provocó cáncer".

La solución definitiva, para los vecinos, debe llegar mediante la promulgación de una ley eólica en el Parlamento andaluz, a través de la cual se regule toda la actividad en esa materia.

La Diputación afirmó ayer que con este documento se demuestra su apuesta "por las energías renovables" y que el objetivo del mismo es que "se conjuguen las inversiones con los intereses medioambientales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2000