Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE - FUE UNO DE LOS PROMOTORES DE LA VANGUARDIA CATALANA

El IVAM revisa al pionero del diseño Crous-Vidal

Fue uno de los primeros que reflexionó y reivindicó en España la dimensión cultural de las letras y la escritura, a pesar de ser poco conocido. Enric Crous-Vidal (Lleida 1908-Noyon 1987) inició su trayectoria como diseñador publicitario, promovió la revista de vanguardia Art, y ya en su exilio en Francia aprendió el oficio de tipógrafo y vio fundidos algunos caracteres y viñetas de su creación. Ahora el IVAM recupera la figura y obra de Crous-Vidal mediante una exposición, inaugurada ayer, que reúne carteles, dibujos, letras y publicaciones diversas del artista.

"Tiene una obra escasa, pero excepcional, en la que destaca también su aportación teórica. Era consciente de que la publicidad no es arte. Distinguía entre arte funcional y arte puro", señaló la comisaria Patricia Molins, quien destacó el estudio de Crous-Vidal sobre las relaciones entre la tipografía y la tradición cultural propia. La exposición, que se clausurará el 17 de septiembre, es una coproducción del IVAM y el Museu d'Art Jaume Morera de Lleida, cuyo director, Jesús Navarro Guitar, destacó la importancia de recuperar la figura del diseñador y militar que formó parte del "grupo de jóvenes heterodoxos" que impulsaron las vanguardias históricas. Enric Crous-Vidal. De la publicidad a la tipografía se exhibirá en el museo ilerdense desde octubre hasta diciembre, completando la labor iniciada en la exposición de 1987 dedicada al grupo de artistas de Art.En esta revista, una de las escasas publicaciones de vanguardia en España, Crous-Vidal volcó sus planteamientos heterodoxos que comprendían desde la creación poética, hasta la divulgación estética y técnica, pasando por los ensayos tipográficos. De hecho, el diseñador, de personalidad "mesiánica", según expresión de la comisaria, fue autor de vehementes y apasionados manifiestos y escritos. Pero su mayor contribución en los años treinta fue la creencia, a la sazón pionera, de la importancia de la imagen propia, que desembocó en la fundación del Studi Llamp, con cuyos ingresos y junto a su sueldo de cabo creó Art, en la que aglutinó a los representantes de la vanguardia ilerdense, como Josep Viola o Leandre Cristòfol. Exiliado en Francia tras la guerra civil, sus conocimientos los puso al servicio de la resistencia falsificando salvoconductos y otros documentos. Las letras eran su gran pasión y, desde París, defendió la construcción de un modelo de grafía latina, inspirado en la elegancia, dinamismo y corporeidad de los antiguos mediterráneos, y opuesta a la sobriedad y al estatismo de los tipos germánicos y helvéticos.

A título anecdótico, el director del IVAM, Kosme de Barañano, comentó que el director teatral Bob Wilson, que prepara un montaje en Valencia, mostró gran interés por el trabajo de Crous-Vidal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 2000