Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP impide que Zaplana explique las listas de espera en la Diputación Permanente de las Cortes

El Partido Popular impidió ayer en la junta de portavoces de las Cortes Valencianas que prosperara una petición del Grupo Socialista-Progresistas para que el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, explicara ante la Diputación Permanente la "situación real" de las listas de espera en la sanidad pública. Según los populares, "no hay ningún elemento que justifique" una comparecencia por este asunto en la Diputación Permanente, que se debe limitar a "hechos de carácter extraordinario". El PP sí que aceptó sendas peticiones de la oposición para que el Consell explique los recientes sucesos de Almoradí. La Diputación Permanente se reunirá al efecto el próximo jueves.

Carácter extraordinario

El Consell no parece interesado en explicar públicamente lo que considera una "manipulación" de las listas de espera quirúrgica que sufren los usuarios de la sanidad pública valenciana. Los socialistas pretendían que el presidente Zaplana compareciera ante la Diputación Permanente de las Cortes para aclarar la "situación real" de las listas de espera, ante la disparidad que se ha manifestado recientemente entre las cifras oficiales que reconoce el Consell y las no menos oficiales reflejadas por la base de datos de la Consejería de Sanidad: éstas señalan la existencia de más de 24.000 ciudadanos en espera de ser intervenidos en la red hospitalaria pública, mientras Sanidad sólo reconoce la existencia de algo más de 12.000.El portavoz del Grupo Popular, Alejandro Font de Mora, explicó respecto a las listas de espera que se trata de una cuestión que "se ha visto reiteradamente" en las Cortes, y que, de forma "muy reciente", tanto el presidente Zaplana como el titular de Sanidad, Serafín Castellano, han hablado en la Cámara de esta materia. Font de Mora reconoció que se trata de un asunto "importante", aunque no tanto como para justificar una comparecencia ante la Diputación Permanente, y dijo que la resolución de este problema "forma parte de la tarea ordinaria del Gobierno". Según el portavoz, "no hay ningún elemento que justifique" la convocatoria de la Diputación Permanente para este fin, ya que los ciudadanos "conocen bien el éxito del Consell en reducir" las listas de espera.

En cambio, el PP sí que aceptó que el consejero de Bienestar Social, Rafael Blasco, acuda a explicar los recientes sucesos de Almoradí, donde una protesta contra el tráfico de drogas acabó con el incendio de dos casas en las que residían familias gitanas, y que se saldaron con la detención de seis personas y el encarcelamiento de cinco de ellas. El PP entiende que los hechos acaecidos en Almoradí son de "carácter extraordinario" y sí merecen "una atención por parte de la Cámara". Eso sí, la aceptación por parte del PP de la petición de la oposición en torno a este asunto debe enmarcarse en una interpretación "amplia y generosa", además de "excepcional", del Reglamento de las Cortes, como Font de Mora insistió en que quedara reflejado en el acta de la reunión de la junta de portavoces, según la oposición.El portavoz del PP acusó a los socialistas de hacer "demagogia" sobre las listas de espera y dijo que "si alguien quiere marcarse tantos en sus organizaciones internas de cara al congreso, para llegar allí con muescas en la culata" debe utilizar "otras instituciones y otros medios".

La portavoz adjunta del Grupo Socialista-Progresistas, Cristina Moreno, rechazó que el PP hiciera una "lectura generosa" del reglamento y defendió la necesidad de que Zaplana acuda a explicar la "situación real" de las listas de espera, un asunto en torno al que se ha producido "una situación nueva que es dañina", ya que hasta hace cuatro meses "el PP decía que había acabado con ellas, y ahora sabemos que se han olvidado de incluir a más de 12.000 personas".

Moreno acusó a la presidenta de las Cortes, Marcela Miró, de "haber actuado como afiliada del PP" y no como presidenta de la Cámara. La portavoz socialista se refería al hecho de que en la reunión de la junta de portavoces Miró defendió que hace poco más de 15 días Zaplana ya habló de las listas de espera en el pleno. Moreno criticó que el PP recurra a símiles sobre "películas de indios y vaqueros con muescas en el fusil" para "desestimar un problema serio como las listas de espera".

Por su parte, Joan Antoni Oltra, portavoz adjunto de Esquerra Unida, se mostró satisfecho por que se haya convocado la Diputación Permanente para hablar de los incidentes de Almoradí, ya que, en su opinión, no hubiera tenido "ningún sentido" que el grupo que tiene la mayoría en la Cámara hubiera "bloqueado" una cuestión que se va a tratar en el Congreso de los Diputados y en la que también va a intervenir el Defensor del Pueblo. Oltra afirmó que la comparecencia se va a producir "porque lo permite el reglamento", y no por la "generosidad" del PP, mientras que lamentó que no se vaya a hablar de las listas de espera cuando "se ha confirmado que no se dijo la verdad en las Cortes" cuando hace 15 días el Consell abordó la cuestión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000

Más información

  • Aceptada la comparecencia de Rafael Blasco para hablar de los sucesos de Almoradí