LA CRISIS DEL PAÍS VASCO

El PNV acusa por carta a CiU de paralizar la Declaración de Barcelona

El PNV acusa a CiU de desactivar la Declaración de Barcelona, el pacto de los partidos nacionalistas de junio de 1998. El portavoz del PNV, Iñaki Anasagasti, ha dirigido una carta al Grupo Parlamentario de CiU en la que lamenta que la Declaración de Barcelona ha "servido para muy poco". Como mucho, dice, se ha utilizado "para sacarse una foto en el Senado". La carta responsabiliza a CiU de su parálisis.

Más información

Anasagasti centra las quejas concretas en dos recientes votaciones en el Senado y Congreso en las que, según él, se puede apreciar el "seguidismo" del PP que marca la estrategia de CiU. En la Cámara Alta, en mayo, la coalición que lidera Jordi Pujol se descolgó de un acuerdo con el PNV, Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para imponer el uso de las lenguas de las nacionalidades. CiU pactó con el PP una propuesta más suave.El segundo reproche se refiere a la decisión de CiU de salirse del acuerdo con PNV y BNG en la presentación, el 20 de junio, de una proposición no de ley sobre incentivos para los trabajadores autónomos.

Anasagasti recuerda, en su carta, que no se ha abordado en las cámaras ninguna de las grandes cuestiones de la Declaración de Barcelona. Concluye que la coordinación parlamentaria entre los suscriptores de la misma es inoperante, y se pregunta si no hay que asistir a su "entierro". Precisamente, mañana se reúnen sus componentes para debatir sobre las posibilidades de coordinación.

En CiU se admite que existen ciertos compromisos con el PP. Sobre todo porque los catalanes dependen de los populares para asegurar la estabilidad del Gobierno de la Generalitat. Además, en el reciente encuentro que mantuvieron en La Moncloa José María Aznar y Jordi Pujol acordaron buscar puntos de encuentro en sus actuaciones parlamentarias. Todo ello conlleva, según reconocen en CiU, un alejamiento de las actitudes más beligerantes que los miembros de la Declaración de Barcelona adopten hacia el Gobierno.

No obstante, en CiU se recuerda que numerosos acuerdos adoptados por la Declaración de Barcelona en política linguística se habían llevado al Parlamento de Cataluña.

Pero la actitud de la política del PNV en Euskadi no es ajena a este distanciamiento. Pujol ha manifestado que el PNV debe romper con el Pacto de Lizarra. Las propuestas del portavoz de CiU, Xavier Trias, de plantear una mediación entre el Gobierno y PNV han sido rechazadas en su partido. Y es que las encuestas locales que maneja CiU corroboran el alejamiento del PNV. La de marzo, realizada en varios municipios, refleja que un 63% de los habitantes de Martorell rechaza la política del PNV y Xabier Arzalluz frente a un 11%; en Reus, es de un 61% frente a un 12%; en Tarragona sube a un 73% frente a un 8%; en Vilanova, 67% frente a un 9%; en Figueras, 63% frente a un 11%. En esa tónica, Granollers arroja el mejor resultado para el PNV, con un 56% que rechaza su política frente a un 14%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción