CiU instará al Gobierno a pactar la reforma de la Ley de Extranjería con los municipios

El consejero de Gobernación de la Generalitat, Josep Antoni Duran Lleida, se declaró ayer favorable a la modificación de la Ley de Extranjería propuesta por el Gobierno central, pero la supeditó a la búsqueda de un acuerdo con la Federación de Municipios de Cataluña. Convergència i Unió, que se mostró desde un principio partidaria de la revisión de la ley, estima que en su condición de "cuestión de Estado" es imprescindible además que la nueva reforma se consensúe con el resto de formaciones políticas, en particular con el PSOE como principal partido de la oposición.

Duran i Lleida ha mantenido durante dos días encuentros con los principales miembros del Gobierno marroquí, con los que ha abordado las relaciones políticas hispano-marroquíes, la cooperación económica bilateral y la problemática humana, según sus propios términos. El consejero de Gobernación de la Generalitat mantuvo entrevistas con los ministros de Exteriores, Mohamed Benaissa, de Finanzas, Fathallah Ualalu, de Asuntos Generales, Ahmed Lahlimi, de Justicia, Omar Azziman, y con el presidente de la Agencia para el Desarrollo del Norte, Hassan Amrani.El asunto de la inmigración marroquí en España, y en Cataluña en particular, ocupó gran parte de las conversaciones. El Gobierno de la Generalitat, en opinión de Duran, aspira a asumir competencias en materia de inmigración, en la actualidad en manos del Gobierno central, como, por ejemplo, la concesión de los permisos de trabajo a inmigrantes y la cuantificación de la política de contingentes. "Cataluña acoge actualmente a 50.000 inmigrantes marroquíes y necesita más", declaró el consejero.

Acuerdos de desarrollo

La Generalitat ha firmado recientemente un acuerdo con la Agencia Marroquí para el desarrollo del Norte, destinado a promover el desarrollo local en Marruecos y a frenar la presión migratoria, y ayer entró en vigor un acuerdo para la creación de un departamento de Informática en la universidad de Uxda, localidad situada al noreste del país, subvencionado por la Universidad de Barcelona.

"Nuestro objetivo es evitar en la medida de lo posible la política de contención de la emigración, basada en el control y la represión de la inmigración ilegal" declaró el consejero catalán, quien sin embargo se declaró a favor de "incrementar las penas y los recursos judiciales" contra las mafias. "Para ello hemos propuesto a nuestros interlocutores el intercambio de PME, pequeñas y medianas empresas, y en particular la implantación en Marruecos de nuevas tecnologías", añadió.

Duran informó asimismo de la próxima discusión en el Parlamento catalán de un proyecto de Ley de Cooperación, uno de cuyos beneficiarios será Marruecos. "Actualmente el 40% de las inversiones directas españolas proceden de Cataluña", dijo el consejero. Sin embargo, precisó que "Marruecos debe también moverse para facilitar el aumento de la cooperación". Algunas de las empresas catalanas implantadas en Marruecos transmitieron al consejero de la Generalitat a su llegada a Casablanca las dificultades que encuentran en la Administración marroquí.

La empresa Roca tiene un proyecto para doblar su actividad en Marruecos con una nueva fábrica como la existente en la localidad de Settat, a 100 kilómetros al sur de Casablanca. Pero la Administración marroquí pretende sustraerle todos los beneficios arancelarios. Un inconveniente que, en opinión del ministro de Finanzas, Fathallah Ualalu, "está en vías de solución".

El consejero de la Generalitat informó a sus interlocutores del próximo viaje oficial del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, quien visitará Marruecos en otoño, acompañado de un nutrido grupo de empresarios catalanes y del consejero de Industria, Antoni Subirà.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción