WorldCom estudia vender divisiones de Sprint con el fin de obtener el permiso de Bruselas para su fusión

Agencias

El grupo estadounidense de telecomunicaciones WorldCom está dispuesto a vender las actividades de Internet y telefonía de larga distancia de Sprint para obtener el visto bueno de las autoridades reguladoras de la competencia europeas y estadounidenses a la fusión de ambas compañías, según la edición on line del diario The Financial Times. La decisión, si se confirma, conllevaría la cesión de activos valorados entre 40.000 y 45.000 millones de dólares (entre 7,04 y 7,92 billones de pesetas), es decir, la cifra más alta manejada en el marco de una fusión.

El miércoles, The Washington Post reveló que el comisario europeo encargado de la Competencia, Mario Monti, recomendó a la Comisión Europea bloquear la fusión de Sprint por Worldcom. Aunque ambas compañías son estadounidenses, la Comisión Europea puede bloquear su proyecto de fusión porque su cifra de negocio en Europa supera los 200 millones de dólares (unos 35.400 millones de pesetas).La adquisición por intercambio de acciones de Sprint, que podría ser también bloqueada por las autoridades estadounidenses debido al fuerte peso de ambas compañías unidas en el mercado de las comunicaciones telefónicas de larga distancia, está valorada en 115.000 millones de dólares (20,2 billones de pesetas).

Para el periódico británico The Financial Times, esta desinversión forzosa y anticipada sería una victoria para el comisario Mario Monti, que esta semana tenía prevista una reunión en Washington para intercambiar puntos de vista con el director de la división antimonopolio del Departamento de Justicia norteamerciano, Joel Klein.

"Los responsables de WorldCom decidieron adelantarse con estas separaciones [de actividades] antes que enfrentarse a acciones de la justicia", tanto por parte de las autoridades reguladoras norteamericanas como por la Comisión Europea para bloquear la fusión, según The Financial Times.

Presiones

La Comisión Europea ha presionado a WorldCom para que venda una parte importante de las actividades de Sprint, principalmente en lo que se refiere a operaciones de Internet.

Pero al decidir separar la red de fibra óptica de alta capacidad que soporta a la vez el tráfico telefónico de larga distancia y las transmisiones de Internet, el grupo WorldCom está seguro de satisfacer a todos lo que aún muestran reticencias a la fusión con Sprint, según el rotativo.

La cesión potencial de las actividades filiales de Sprint dejarán WorldCom con activos del orden de entre 5.000 y 10.000 millones de dólares (entre 0,88 y 1,76 billones de pesetas) en este sector. WorldCom todavía podría comprar Sprint PCS y su red estadounidense de telefonía móvil, que era en un principio el objetivo del grupo de telecomunicaciones en su operación de fusión.

Sprint PCS, que cotiza en Bolsa, está valorada en 58.000 millones de dólares (10,21 billones de pesetas). La venta de la red filial de Sprint podría desencadenar una batalla entre operadores de telecomunicaciones estadounidenses y europeos.

Las compañías Deutsche Telekom y BellSouth habían intentado comprar Sprint el pasado año antes que el presidente de WorldCom, Bernie Ebbers, lo evitara. Ayer, una portavoz de la Comisión Europea señaló que se tomaría una decisión sobre el caso antes del día 12 de julio.

Los precedentes para WorldCom en Europa no son demasiado buenos, según destacaban ayer las agencias estadounidenses. Con ocasión de la fusión con MCI, WorldCom accedió a vender la división de Internet de la primera compañía a Cable and Wireless, con la anuencia de Bruselas.

Pero el acuerdo no fue perfecto. Cable and Wireless informó que la venta no se había realizado por completo. WorldCom salió al paso y acabó por aquietar las reticencias de Bruselas a la operación. Pero quedó un poso de recelo en la Comisión Europea que ahora, con ocasión de la compra de Sprint, puede tener cierto peso en la solución del caso.

Consciente de ese clima un tanto adverso para sus planteamientos, WorldCom se habría visto obligada a ofrecer la venta de activos de Sprint para salvar la operación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50