Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Pirelli elogia la flexibilidad de la planta de Manresa

La multinacional italiana Pirelli sigue confiando en su planta de Manresa. El presidente de la empresa, Marco Tronchetti, elogió ayer la flexibilidad de esta factoría y consideró que es una garantía para aumentar la plantilla de la fábrica en esta ciudad. La empresa italiana, que ayer celebró el 75º aniversario de su creación con la presencia del Rey, ha previsto una inversión anual de 1.500 millones de pesetas en su planta de Manresa.

Pirelli no descarta que en un futuro la planta de Manresa pueda acoger nuevas líneas de producción de mayor calidad, pero que implican producciones más limitadas y mayor flexibilidad de la plantilla. Tronchetti hizo estas afirmaciones tras la visita del rey Juan Carlos a la fábrica de Manresa.En los momentos iniciales de su implantación, esta factoría también fue visitada por Alfonso XIII, abuelo del actual monarca.

El Rey, acompañado del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol; el ministro para las Administraciones Públicas, Jesús Posada; el consejero de Trabajo, Lluís Franco, y el alcalde de Manresa, Jordi Valls, visitó las instalaciones, dejó su firma en uno de los neumáticos, se interesó por la situación de los trabajadores y conversó con alguno de ellos. El Rey descubrió una placa en comemoración de la visita.

Al final de la visita, el presidente del grupo, Mario Tronchetti, destacó que "el momento de la planta de Manresa es importante porque se están introduciendo criterios de flexibilidad, con contratos nuevos también en España, que permiten a los jóvenes ganar un sueldo y entrar en el mundo del trabajo", con salarios inferiores a los del resto de la plantilla durante periodos limitados.

Recordó Tronchetti que la de "Manresa ha sido una fábrica difícil" dentro del grupo, la más conflictiva de la empresa al inicio de los años noventa en palabras del presidente del grupo. "Pero ahora la atmósfera está cambiando", reconoció. "La perspectiva de futuro es positiva", añadió.

El cambio que se ha introducido en Manresa "es un primer paso importante hacia la flexibilidad, que debe ser una regla para garantizar la creación de nuevos puestos de trabajo y para permitir que la empresa mantenga la capacidad productiva en la Europa continental". Ahora Manresa tiene un nivel de competitividad similar al del resto de fábricas de Europa, pero Tronchetti recordó que en Estados Unidos o en Turquía, usando ejemplos opuestos, hay mejor competitividad.

Para tener un modelo perfecto, el presidente de Pirelli desearía tener la flexibilidad total que encuentra en el mercado inglés y la calidad de la mano de obra española e italiana. Tronchetti anunció que el proyecto e-Pirelli, de introducir la empresa en Internet, está avanzado y que a finales de año, la empresa efectuará el 60% de sus operaciones de venta en España a través de la red.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000

Más información

  • Las inversiones sumarán 1.500 millones al año