Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un único acertante de la Lotería Primitiva se embolsa 1.446 millones

¿Qué hacer con más de 1.446 millones de pesetas? Ésa es la pregunta que seguramente se debe de estar haciendo el único afortunado del sorteo de la Lotería Primitiva del pasado sábado, que selló el boleto ganador en la administración de loterías número 1 de Santa Susanna, una población de poco más de 1.000 habitantes situada en el litoral de Barcelona. La combinación ganadora está formada por los números 11, 20, 27, 42, 44 y 46.El establecimiento abrió hace dos años y está situado en un centro comercial en el que ayer se barajaban todo tipo de hipótesis sobre la identidad del agraciado; pero hasta hoy no se sabrá si el boleto fue rellenado por el afortunado o por la máquina, ni cuántas apuestas realizó, ni si se trataba de una peña de apostantes, que tanto proliferan.

Laura Cabello, la dependienta que casi con toda seguridad vendió el billete multimillonario, se mostraba ayer eufórica, aunque ella tampoco tenía ninguna pista sobre la identidad del ganador. "Por aquí pasa gente de muchos sitios. El billete afortunado lo pudo sellar cualquiera, desde un cliente habitual hasta alguien que esté de paso o algún turista extranjero", aseguró. De lo que sí estaba segura es de que el boleto se selló el sábado por la tarde, pocas horas antes del sorteo, y es muy probable que el ganador del premio decidiese probar suerte atraído por los 1.006 millones acumulados, a los que se acabaron sumando 440 correspondientes a la recaudación de la semana.

Éste es uno de los premios más grandes que ha repartido la Lotería Primitiva en toda su historia, y una vez más la suerte vuelve a la comarca del Maresme. El premio más importante en la historia de la Primitiva fue de 2.372 millones y correspondió al sorteo celebrado el 12 de noviembre de 1994. Entonces se dijo que el afortunado fue un inmigrante africano que había sellado el boleto en un establecimiento de Calella. El pasado 10 de julio otro sorteo hizo multimillonarios a dos acertantes que sellaron sus boletos en El Vendrell (Tarragona) y Alcaudete de la Jara (Toledo). Cada uno se llevó entonces 1.618 millones.

Y el pasado 6 de noviembre, la suerte regresó a Cataluña. Un acertante que selló su boleto en el barrio barcelonés de la Villa Olímpica cobró 1.578 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 2000

Más información

  • El boleto fue sellado en la localidad barcelonesa de Santa Susanna