Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez reclama a Suiza 710 millones embargados a Luis Oliveró

La juez María Teresa Chacón, instructora del caso AVE (supuesta financiación irregular del PSOE mediante el cobro de comisiones ilegales), ha dirigido una comisión rogatoria (ayuda judicial) al juez suizo Paul Perraudin en la que pide que le remita a las cuentas de ese juzgado 710 millones de pesetas que pagaron las empresas Siemens AG y GEC Alsthom, adjudicatarias del tren de alta velocidad Madrid-Sevilla, en concepto de comisión ilegal. Esa cantidad permanece embargada en Ginebra.En su auto, fechado el pasado jueves, la titular del Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, relata que el imputado Luis Oliveró, condenado a 10 años de cárcel por el caso Filesa, concertó en 1988 con Experta, SA, contratos de fiducia para la gestión y apertura de cuentas a nombre de las sociedades Tralcorde Reg Trust y Amstalt Salimas Vaduz y en las que se recibieron ingresos millonarios procedentes de la empresa francesa GEC Alsthom y de la alemana Siemens AG.

La investigación judicial ha descubierto indicios racionales de que el 20 de octubre de 1988 se firmó en París un contrato entre la firma francesa GEC Alsthom y la sociedad Salimas Anstalt Vaduz "en el que se pactaba una cantidad a percibir por esta última como consecuencia del contrato de locomotoras del AVE", dice el auto de la juez Chacón.

Perraudin condenó en 1998 a Oliveró a una multa de 100.000 francos suizos (unos 10 millones de pesetas) por blanqueo de capitales en Suiza. En su sentencia, el juez ginebrino detalla los pagos millonarios de GEC Alsthom (341 millones ) y de Dragados y Construcciones International Establishment Vaduz (291 millones) a las cuentas de Salimas y de Tralcorde. Chacón no reclama la comisión pagada por la constructora española.

Ahora está acreditado que Siemens AG abonó también a una de las sociedades de Oliveró al menos 369 millones de pesetas. La juez española investiga asimismo el pago de otros 623 millones pagados por la matriz alemana de Siemens. El pasado mes de abril, Chacón pidió a la fiscalía de Stuttgart (Alemania) que investigara el destino final de esta cantidad. La empresa alemana obtuvo los contratos de electrificación y señalización del AVE, así como el encargo de 76 locomotoras.

La compañía francesa Alsthom ha vuelto al primer plano de la actualidad durante los últimos días. Seis altos directivos de Renfe han sido cesados por aceptar entradas para la final de la Liga de Campeones que enfrentó en París al Real Madrid y el Valencia. Los directivos de la empresa española aceptaron la invitación de Alsthom que, además del acceso al campo, incluía el viaje en avión y la estancia en un hotel de lujo.

Alsthom es una de las empresas que compite en el concurso abierto por el Ministerio de Fomento para adjudicar las obras del AVE Madrid-Barcelona que se adjudicará próximamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000